facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Belleza

Facciones brillantes

Facciones brillantes

Las bajas temperaturas dan paso a una nueva técnica indispensable: el strobing.

Irradia Hidratación

Elige un humectante que eleve la luminosidad del rostro; unifica su tono con una cobertura ligera que permita el paso del brillo natural de tu piel. En seguida, con un iluminador líquido, corrige las imperfecciones y destaca los puntos de luz: los lagrimales, el arco de las cejas, la nariz y los pómulos.

Haz magia

Adopta la técnica de los artistas de maquillaje internacionales: agrega de dos a tres gotas de aceite facial en la superficie de una brocha con cerdas flexibles y aplica con ella un toque de polvo mineral iluminador en todo el rostro. De esta forma lograrás instantáneamente un efecto de piel saludable y luminosa.

Enciende la mirada

Los colores ahumados quedaron en el pasado y ahora, las sombras en una gama neutral con tendencia metálica se convierten en el foco de atención. Elige una textura en crema para una cobertura uniforme, después aplica en el lagrimal un tono claro para dar luz y otro más intenso en el resto del párpado móvil.

Expande el brillo

La clave de este look recae en evitar colores llamativos, por lo tanto, los labios deben lucir perfectamente definidos y en un tono similar al natural. Finaliza aplicando un toque de iluminador en el centro de la boca para destacar su volumen y sella el maquillaje reemplazando el polvo traslúcido con un fijador hidratante en spray.

Destaca específicamente

Identifica tu tipo de piel para elegir de forma correcta la textura del iluminador. La líquida será perfecta para un cutis seco mientras que una en polvo hará menos visible el exceso de grasa. Es importante aplicarlo de manera sutil en la parte superior del pómulo –posterior al blush–, sienes y mentón.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después