facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Belleza

Levantamiento de rostro sub 35

Levantamiento de rostro sub 35

¿Por qué un gran número de mujeres se está sometiendo al bisturí a tan temprana edad? 

Cuando se piensa en el tipo de paciente que se somete a un levantamiento facial, es probable que se deje de lado a todas aquellas mujeres en edad reproductiva. Sin embargo, Catalina*, de 35 años, rompió ese estereotipo hace un par de meses. “Siempre tuve un rostro caído. En parte por la pérdida natural de volumen, pero por sobre todo por un factor genético”, explica. En vez de optar por los clásicos rellenos, Catalina se sometió a una cirugía plástica con el doctor Konstantin Vasyukevich de Nueva York para levantar su cara.  Su decisión se suma a la de muchas otras mujeres de mediana edad que han elegido el camino corto. De hecho, los expertos aseguran que puede ser la elección más sabia para ciertas mujeres.

“Definitivamente he visto a mujeres más jóvenes –entre los 30 y 40 años– que prefieren la cirugía antes que someterse a las técnicas de relleno que dejan un rostro poco natural”, relata el Dr.Konstantin. Otro beneficio: realizarse un lifting cuando todavía los signos del envejecimiento son incipientes te hace menos propensa a necesitar una gran transformación a futuro, algo muy bueno para aquellas que les preocupa que los retoques no sean tan obvios, explica el cirujano plástico de Nueva York, Stafford Broumand.

Por otro lado, las mujeres jóvenes han aprendido que en la actualidad los procedimientos no son los mismos que los de sus abuelas. Afortunadamente, ahora los doctores están armados con mejores conocimientos sobre cómo trabajar por debajo de la estructura de los huesos y musculatura, y son capaces de “restaurar la grasa y afirmar los músculos que se han relajado para lograr un efecto más natural”, explica Sachin M. Shridharani, cirujano plástico de Nueva York. Los resultados duran al menos una década y es mucho más discreto, dice Jason B. Diamond, cirujano de Beverly Hills, que además asegura que la edad de sus pacientes –que incluyen muchos rostros de Hollywood– ha descendido desde los 50 hasta los 45 años, y que sus pacientes de 30 han crecido en un 50 por ciento en los últimos 15 años. “Existen personas que por genética tienen los pómulos caídos y no importa si tienes 33 o 63 años”, agrega.

Para las mujeres que tengan más paciencia y ciertos tipos de problemas faciales,  “los tratamientos de estiramiento como Thermage o Ultratherapy pueden ser una buena opción”, sugiere Brounmand. Pero esas terapias no siempre resultan bien, especialmente para rostros muy caídos. “Muchas personas quieren hacerlo de una vez, que es definitivamente más costoso que un par de rellenos”, agrega Diamond. El costo promedio de una cirugía puede ser de unos U$7,000 dólares y la recuperación es, por lo general, de una semana. De todas formas, no todos los expertos piensan que se debe dar el gran salto: “Existen muchos tratamientos no invasivos para lograr un rejuvenecimiento facial”, dice Shridharani. “El láser, el bótox y otras técnicas de relleno no son el substituto de la cirugía, pero se ha visto que las mujeres que los usan no presentan muchos signos de envejecimiento. Mientras más cirugías te hagas, más grande es el riesgo de lucir poco natural”, añade. Diamond no está de acuerdo: “Es evidente que mientras más esperas, más evidentes son los signos de la edad. Cuando se es más joven, mejores resultados se obtienen”.  Sin duda, para Catalina fue un cambio para mejor: “Me comenzaron a decir ‘señorita’ de nuevo”. 

*Su nombre fue cambiado.

Créditos Fotografías: Getty Images

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después