facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Belleza

Pócima transformadora

Pócima transformadora

¿Beber matcha para perder peso? Una dosis diaria de este poderoso té verde puede acelerar considerablemente tu metabolismo.

Llámalo el nuevo jugo verde. A lo largo del año pasado, el matcha –intenso té verde– se convirtió en la bebida del momento, apareciendo en todos lados, desde la cuenta de Instagram de Gwyneth Paltrow, hasta el menú de Atera, un exclusivo restaurante neoyorquino poseedor de dos estrellas Michelin. Mientras el matcha es considerado como la opción saludable al tradicional espresso –un golpe de cafeína garantizado y una dosis importante de antioxidantes–, el más reciente descubrimiento apunta a un nuevo beneficio: eliminar los kilos de más.

“Un componente presente en el matcha llamado EGCG (galato de epigalocatequina), ha demostrado tener propiedades que aceleran el metabolismo y frenan el crecimiento de las células de grasa”, comenta Cynthia Pasquella, nutrióloga de Los Ángeles, quien ha trabajado con Charlize Theron y Sandra Bullock. El EGCG es un antioxidante tipo catequina que abunda en el té verde, negro, oolong, y también en las manzanas. “El matcha juega un papel importante para muchos de mis pacientes”, dice Pasquella.

3

Jullian Tuchamn, dietista neoyorquina y nutrióloga de suplementos Aloha, concuerda: “Es una decisión inteligente tomarlo como sustituto del café, ya que este último puede modificar el nivel de azúcar de la sangre y provocar un aumento en el peso”, asegura. Las investigaciones científicas también llaman la atención; un estudio realizado en el 2000 por la revista médica Endocrinology, descubrió que las inyecciones diarias de EGCG provocaron que las ratas de laboratorio perdieran 21 por ciento de su peso corporal en una semana, probablemente debido a un efecto de la leptina, también conocida como la hormona de la saciedad. Otro estudio realizado por el American Journal of Clinical Nutrition en 2005, demostró que los pacientes que ingerían diariamente extracto de té verde rico en catequina perdían casi el doble de peso en 12 semanas que aquellos participantes que no lo tomaban.

Tina Williams, paciente de Pasquella de 26 años de edad, perdió aproximadamente siete kilos en tres meses tras modificar su dieta e incorporar el matcha como reemplazo de su taza de café por la mañana y su snack de mediodía. “Desaparecían mis antojos dulces de las tres de la tarde así es que ya no ingería esas calorías. A partir de la tercera semana comencé a ver resultados”, afirma.

1

Entonces, ¿qué es el matcha exactamente? Mientras que el té verde consiste en hojas secas y molidas contenidas en una bolsa, el matcha es un polvo fino creado a base de plantas de sombra que aportan su característico sabor y tonalidad casi neón. “Los monjes budistas de Japón y China lo toman desde hace cientos de años para lograr un estado de alerta zen”, comenta Eric Gowner, de Breakaway Matcha, el sitio por excelencia de los cafés de Google en Silicon Valley. Por cada porción el agua caliente se mezcla con media cucharadita de polvo (sin bolsa) utilizando un batidor de bambú que le proporciona una agradable textura espumosa. La buena noticia es que hoy en día podemos consumir las hojas y obtener una mayor dosis de nutrimentos –incluyendo EGCG– que la lograda al simplemente remojarlas. 

Aunque los estudios han sacado distintas conclusiones en cuanto a la cantidad de matcha y de EGCG necesaria para perder peso, Pasquella y Tuchman sugieren de una a tres tazas al día; si eres sensible a la cafeína evita ingerirlo después de las 2 p.m. para evitar que interfiera con el sueño. “El matcha es solo un elemento de un régimen correctamente establecido”, explica Tuchman. “¿Puedes comer una donut pero tomar matcha y aun así bajar de peso? No”. Entonces, ¿qué pasa cuando hablamos de todos esos queques y cupcakes de té verde que venden en nuestras pastelerías favoritas? “Ni siquiera son una opción”, finaliza Pasquella.

Créditos Fotografía: Istock y Pixabay

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después