facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Celebrities

Un día completo con Lily Collins

Un día completo con Lily Collins

La estrella de The Last Tycoon (Amazon) nos cuenta qué hace desde que se despierta hasta que se quita el maquillaje al final del día.

8:00 A.M. Por lo general me despierto a las 8, pero en este momento estoy grabando un programa y algunos de mis llamados han sido a las 5 o 5:30, así que he intentado convertirme en una persona a la que le gusta madrugar. Me encanta poner una canción animada como alarma, pero la tengo que cambiar con regularidad para no empezar a odiarla. Ahora mismo me gustan The Chainsmokers, Drake y Banks –¡fui al colegio con ella!

A esa hora también reviso las redes sociales para ver qué es lo que han hecho mis amigos alrededor del mundo. Instagram es la principal; es donde he tenido una interacción enorme con otras chicas, las que me inspiraron a escribir mi libro, Unfiltered. Y después tengo que leer cada correo electrónico de mi bandeja de entrada. No puedo dejar nada sin abrir. Ese número a un lado del ícono del correo es muy inquietante para mí. Tiene que ser cero.

8:10 A.M. Normalmente estoy medio dormida cuando salgo de la cama, así que de inmediato me salpico la cara con agua fría. Mucho de mi rutina matutina lo he aprendido trabajando en Lancôme. Realmente me gustan sus productos Énergie de Vie –el limpiador, el suero y la crema.

#TBT to yesterday feeling like the happiest girl in the happiest place. This never gets old and apparently neither do I…

Una publicación compartida de Lily Collins (@lilyjcollins) el

Si voy directo a pelo y maquillaje, no gasto mucho tiempo alistándome, pero aun cuando no estoy trabajando soy muy básica. Solo trato de realzar lo que ya está ahí. Siempre siento que, mientras menos tenga en el rostro, menos puede salir mal. Me aplico una base ligera con un poco de blush –no utilizo bronceador– y bálsamo de labios, tal vez con un poco de lápiz nude de Lancôme o corrector. Dejo que mi pelo haga lo que quiera, especialmente desde que me lo arreglan con frecuencia o utilizo una peluca para el programa. He aprendido muchos trucos con los años, pero prefiero reservarlos para una salida por la noche o una audición.

8:30 A.M. Voy a la cocina y tomo un vaso de agua con limón para activar mi sistema, también preparo avena en una cacerola y la como con fruta. Eso en verdad me da energía y me satisface. Mientras la avena se empieza a cocinar, me visto. Si estoy trabajando y es muy temprano, no me importa lo que uso, así que me pongo unos jeans o pantalones antes de tomar mi Range Rover y manejar hasta el set. De otra manera, voy a hacer ejercicio y utilizo prendas con las que quiero sudar. No voy a ponerme elegante para ir al gimnasio.

9:00 A.M. Trato de estar activa todos los días. He estado yendo a Body by Simone por un par de años. Trabajo con un entrenador haciendo isometría y ejercicio cardiovascular y todo consiste en estirar, tonificar y sentirte bien en tu propia piel. Tengo muchas buenas amigas que también van, por lo que se vuelve un momento divertido en la mañana. Camino al gimnasio, tomo un té en el Coffee Bean más cercano –posiblemente la primera persona con la que hablo cada día es el barista de ahí. Es lindo tener una conversación matutina en tu sitio local.

10:00 A.M. Después del ejercicio uso unos boyfriend jeans holgados con un suéter recortado, o bien una enorme chaqueta de mezclilla con pantalones de cintura alta. He empezado a utilizar mucho Parker Smith y también Ström, Paige y Levi’s clásicos. He tenido por cuatro o cinco años un par de zapatillas de piso Chloé que son muy fáciles de poner. Son de un color ligeramente diferente al que tenían cuando las compré, porque están muy usadas, pero me siguen gustando. No voy a usar tacones a menos que tenga que hacerlo.

1:00 P.M. Para el programa, he estado usando atuendos de los años treinta que son muy entallados, así que no quiero hacer almuerzos locos porque es incómodo. Pero de todas formas soy una comedora limpia, siempre incluyo algún tipo de proteína –salmón o pollo– una ensalada y tal vez algo de quinoa. No la como todo el tiempo, trato de hacerla durar. Y pico vegetales y jugos durante el día para mantenerme con energía. Soy muy mala para tomar agua, pero trato de obligarme lo que más puedo. No he tomado café desde hace un par de años. Era algo adicta y se volvió una pequeña obsesión. Ahora me limito a dos tazas de té con cafeína al día porque puede ser tan malo para tu sistema como tomar café si lo consumes todo el tiempo. Como me da frío con mucha facilidad, sobre todo en los sets cuando filmo, los tés de hierbas son necesarios.

3:00 P.M. Después de grabar, suele haber en mi agenda reuniones o guiones para leer, pero si tengo la tarde libre en L.A. trato de ver a mis amigos. Hace poco me junté con algunos de mi infancia y fuimos al muelle de Santa Mónica y solo nos subimos a la rueda de la fortuna toda la tarde. No había hecho eso desde el colegio –¡sentí como si estuviera haciendo la cimarra! O hace poco tuve un inesperado día libre, así que pedí a mis excompañeros ver Beauty and the Beast. Todos cantábamos juntos porque, por supuesto, sabíamos las canciones. Durante mi infancia fui una fanática de Disney. Tengo fotos con mis padres en la premiere original en Inglaterra. Así que observar la nueva versión ya como adultos fue sin duda la tarde libre más genial de todas. No se necesita mucho para hacerme feliz.

Just your average, relaxing portrait of a Monday. I wish! Prints and lounge vibes all day everyday…

Una publicación compartida de Lily Collins (@lilyjcollins) el

6:30 P.M. Suelo cenar fuera de casa. Me gusta hornear, pero no voy a cocinar para mí. Anoche fue el cumpleaños de mi mamá y fuimos a la playa de Gjelina, donde nos sentamos al aire libre con pequeñas frazadas para el frío. Fue muy lindo. He estado tratando de salir de mi zona de confort e ir con conocidos amantes de la buena comida a lugares que no conozco. Me gusta cenar realmente temprano, así que tengo amigos que forman parte del grupo de las

6:30 a 8:30 P.M. Si no tengo que preparar diálogos para el día siguiente, salgo por unos tragos. Solía ser una chica de vodka, pero recientemente estuve en un restaurante mexicano y pedí una margarita enchilada solo porque el nombre sonaba divertido y, de pronto, me enganché. Me he graduado, ahora soy una persona de tequila.

10:00 P.M. Cuando llego a casa tomo un baño y me pongo cómoda, me quito el maquillaje y todo. Tengo que ver reality shows como un placer culpable. Bravo TV me atrapa; ellos tienen lo que necesito al final de un día de trabajo. Ya sea eso, o me pongo elegante y leo a Jane Austen. Soy muy británica de corazón.

12:00 A.M. Me fascina tener 8 horas de sueño, aunque eso no siempre ocurre. Por lo general me acuesto cerca de medianoche, ya que soy muy proactiva en la noche. Puede ser difícil conciliar el sueño porque pienso que podría estar haciendo algo. Si tengo suerte, un reality puede darme sueño.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después