facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Ana Strumpf: Viviendo el color

Ana Strumpf: Viviendo el color

Ilustradora, diseñadora e infinitivamente creativa. Así es esta artista brasileña que ha intervenido las portadas más reconocidas a nivel mundial y que hoy deja su huella en la de esta edición de Harper’s Bazaar Chile. Conversamos con ella sobre sus inspiraciones en el marco de su última colaboración con Nina Ricci y su fragancia Bella.

 

¿Cómo fue que te enamoraste del diseño y el dibujo?

Mi pasión por dibujar comenzó a muy temprana edad en mi casa. A toda mi familia le fascina dibujar, entonces cuando era niña era algo que hacíamos con regularidad y siempre me encantó. Hasta el día de hoy. Hice muchos cursos, desde observación hasta bosquejos de moda, pero no fue hasta el año 2012, cuando estaba viviendo en NYC, que retomé el dibujo solo por entretención. Nunca pensé que terminaría haciéndolo de una forma profesional.

¿Quiénes han sido tus principales mentores a lo largo de tu carrera?

Mi padre. Él dibuja muy bien, pero siempre de una forma divertida y sin pretensiones. Es algo que sigue practicando hasta el día de hoy.

 

¿De dónde surge la inspiración para tus creaciones?

¡De todos lados! Mi pintor favorito de todos los tiempos es Matisse, aunque también amo a los escandinavos, como Joseph Frank y Marimekko y a los estadounidenses Alexander Girard, Charles & Ray Eames, Keith Haring, Brian Calvin y Jonas Wood. Mi radar siempre está atento, ya sea en la calle, en los museos, cuando compro libros, en Instagram (aplicación a la que soy adicta). Pero a pesar de que siempre ando inspirada, me siento aún más llena de ideas cuando mi mente está libre, como cuando me encuentro de vacaciones o viajando.

 

 

 

¿De qué forma definirías tu lenguaje propio del color?

La combinación de los colores es algo que requiere práctica y madurez. Siempre estoy probando nuevas mezclas, pero me gusta combinarlo con blanco y negro.

 

 

Tu trabajo combina el arte con el diseño gráfico, ¿cómo sientes que se fue dando esta mezcla?

La verdad es que fue un proceso muy orgánico; nada fue planeado.

Cuéntanos sobre tus ilustraciones en las fotos de las portadas de revistas, Re. cover. ¿Cómo surgió esa idea?

Comenzó cuando estaba viviendo en NYC entre 2010 y 2014. Estaba ahí, porque mi marido estaba haciendo un máster en la Universidad de Columbia. Solía tener una marca/tienda de moda e interior en Brasil que acababa de cerrar, por lo que estaba viviendo un tiempo sabático, buscando un nuevo camino. Siempre había dibujado cuando estaba al teléfono o en Skype, entonces empecé a acumular esos bosquejos, y así fue cómo comenzó la intervención de las portadas. ¿Quién nunca ha dibujado unos bigotes en una portada? (risas) A medida que fui disfrutando los resultados, también comencé a mejorar y abrí mi cuenta de Instagram. El blog Honestly What the Fuck incluso compartió una de mis portadas. Gracias a ellas las marcas me empezaron a pedir trabajos comisionados y felizmente las he estado haciendo desde entonces. Creo que el mayor desafío es no tomarse demasiado en serio y hacerlo con respeto. Estoy haciendo intervenciones en imágenes que ya son hermosas, hechas por increíbles profesionales.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después