facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Cuba, un museo al aire libre

Cuba, un museo al aire libre

Viajamos para ser parte de una experiencia llena de lujo, arte y cultura. Recibidos por Louis Vuitton al más alto estilo habanero, vivimos los detalles del evento que durante un mes moverá a este tesoro caribeño: La duodécima Bienal de Arte de La Habana.

Con temperaturas que superan los 30 grados a la sombra, La Habana está convertida en un gran terminal aéreo donde minuto a minuto aterrizan artistas, periodistas, galeristas y críticos de arte provenientes de todos los rincones del mundo, especialmente de Estados Unidos, debido a la inminente normalización de las relaciones entre ambos países. Los hoteles del casco antiguo no dan abasto, lo mismo ocurre con las visitas guiadas a los diversos puntos de la capital. Aquí todo está más que repleto desde hace meses, incluso antes de que se entregara la nómina de los maestros que estarían presentes en la duodécima edición de la Bienal de Arte.

Wp-cuba-esquina-740

En Bazaar somos afortunados. Tenemos una habitación en el mítico Hotel Nacional –el más prestigioso y famoso de Cuba– donde hace algunas semanas se hospedó François Hollande, y nos movemos por la ciudad arriba de un Chevrolet Bel Air plateado del año 56. Además de humedad, en el ambiente se respira expectación. Hay ansiedad por conocer, ver y participar de este encuentro atestado de espectaculares instalaciones, admirables intervenciones y obras icónicas capaces de seducir todos los sentidos. Una fiesta que reúne a más de 43 países y que comenzó el 22 de mayo en barrios, escuelas e inclusive en el propio Malecón habanero, donde la artista cubana Arlés del Río, construyó la Resaca, una playa artificial con arena, quitasoles y palmeras que captó la atención de cuanto visitante pasara por delante. Lo mismo ocurrió con la performance de Nikhil Chopra, titulada La Perla Negra. El artista de origen indio, se instaló en plena Plaza de Armas, dentro de una jaula durante 60 horas ininterrumpidas.

Wp-cuba-bienal-740
En medio de este marco de fluida interacción, nuestro anfitrión, Louis Vuitton, quiso compartirnos su visionaria mirada que busca modificar constantemente las fronteras de la moda y el arte, de la mano de audaces apuestas y colaboraciones con grandes talentos. Es así, como durante vertiginosas jornadas pudimos visitar el atelier de José Yaque, joven artista cubano parte de la Galleria Continua, proyecto que recibe todo el apoyo de la maison. Con una humildad admirable, Yaque nos presentó Fósil II, colección de pinturas inspiradas en minerales, con las que participa de esta Bienal.

Wp-bienal-cuba-exhibicion-740

Lo mismo ocurrió con Carlos Garaicoa, un cubano de mente brillante y progresista, gestor de la iniciativa Artista por Artista. “Siempre trato de enfocarme en proyectos independientes, me gusta mucho el trabajo de los creadores emergentes”, nos comenta mientras somos testigos de su estructurado trabajo. Sobre la Bienal, es claro: “Quiero que la gente entienda que esto es un espacio genial que tienen que ver. Aquí hay fotografía, arquitectura, maquetas y dibujos. Existe una visión de mundo”, asegura. Y es justamente esa visión global la que también contagió al francés Daniel Buren, quien revistió una abandonada estación de trenes en Casablanca y derrochó color en diversas puertas de la calle San Lázaro bajo el nombre de Promenade à La Habana. En pocos días, su trabajo causó furor en redes sociales como Instagram.

Wp-puerta-roja-cuba-740
A este diálogo artístico se suman Anish Kapoor, Michelangelo Pistoletto y Shilpa Gupta. Todos unidos por la idea y la experiencia, cada uno presente con su arte en un país lleno de pasiones y cuestionamientos. Como bien lo decía José Fernández Torres, director de esta duodécima Bienal artística: “Cuba no puede ofrecer pabellones, ni comprometerse a financiar grandes producciones. Lo que sí puede entregar es la inteligencia de muchos profesionales y la energía desbordante de sus barrios”, explica. Y eso es justamennte lo que vimos y guardaremos como un gran recuerdo de esta isla; la llamada Perla del Caribe.

Créditos Fotos: Celine Mahou / Louis Vuitton

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después