facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

El beso más famoso

El beso más famoso

14 de agosto a las 19:00 hrs. de 1945. El presidente Truman se preparaba para anunciar su discurso en el centro de Nueva York. Estados Unidos había ganado la Segunda Guerra Mundial tras lanzar dos bombas atómicas sobre Japón, una demostración de fuerza bruta ante el país que, tres años antes, había bombardeado por sorpresa Pearl Harbor.

Fue esa misma tarde cuando, en medio de las celebraciones por la rendición de Japón y el fin del conflicto, dos fotógrafos captaron desde distintos ángulos a un marinero y enfermera besándose apasionadamente en la intersección de la Séptima Avenida con Brodway. Ambas capturas tuvieron publicaciones especiales. La foto más famosa y celebrada, fue la de Alfred Eisenstaedt, que fue publicada en la revista Time. A su vez, la toma de Víctor Jorgensen, fotógrafo de la Marina, apareció en el New York Times.

wp-Beso1-740
Eisenstedt y Jorgensen jamás se imaginaron la repercusión que tendrían sus fotos. 70 años después sus fotografías se transformaron en un auténtico fenómeno viral por la atracción que genera la escena. La curiosidad ha sido tal , que muchos han iniciado investigaciones para dar con la identidad de los protagonistas, y saber si la foto había sido forzada. Sin embargo, hace algunos días salió a la luz una nueva pista.

Un profesor de física de la Universidad de Texas estudió la imagen, el entorno, arquitectura y la luz de la escena, y afirmó que el legendario beso se produjo a las 17:51 horas; faltaba una hora para que se hiciera oficial el anuncio de la rendición japonesa.

También se realizó un estudio científico sobre las cicatrices y tatuajes para averiguar la identidad del marino y se logró dar con George Mendoza, quien dijo que antes de la rendición de Japón, la gente salió a la calle. Él comenzó a correr y cuando vio a una mujer, se lanzó hacia ella para besarla.

wp-Beso2-740

La protagonista de la foto se conoció hace algunos años. Su nombre es Edith Shain, fallecida en 2010. La mujer tenía 27 años cuando fue fotografiada. La historia cuenta que en los años 70 contactó a Eisenstaedt para revelarle su identidad. “Le dejé besarme porque había estado en la guerra, luchando por nuestro país y me sentí muy feliz de hacerlo”, explicó Shain.

La identidad de los protagonistas de esta fotografía siempre ha causado dudas y misterios. De hecho, otras personas que se encontraban en la escena han dado su testimonio. Una de ellas es Gloria Delaney, una enfermera de 19 años que aparece tras la pareja, y contó al New York Times como vivió aquel histórico momento.

La composición de la foto también ha causado controversia. Se cree que estuvo preparada, ya que para la época poseía un gran valor propagandístico, debido a que EE.UU. siempre fomentó el trabajo en equipo entre las enfermeras y los marinos. Dicha alianza constituía un simbolismo del triunfo para la época.

wp-Beso3-740

Más allá de todos los comentarios e investigaciones, la imagen del beso entre la enfermera y el marino es uno de los grandes íconos de la fotografía del siglo XX y hasta la fecha, ha sido fuente de inspiración y polémica para muchos.

Créditos Fotografías: Getty Images

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después