facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

El fotógrafo vagabundo

El fotógrafo vagabundo

Nueva York. La ciudad de la diversidad, la moda, el glamour, el arte, la extravagancia. Una vorágine que atrapa y encanta, pero que también puede abrumar y enredar. Cualquiera que haya caminado por sus calles puede recordar gente hablando sola, personas con peculiares carteles en los que piden comida, dinero para un pasaje para volver a casa o simplemente que los saluden. Y es que además de tiendas fabulosas, museos magníficos y espectáculos de primer nivel, la gran manzana alberga a más de 68 mil personas sin casa.

Uno de ellos es Mark Reay. Hasta hace poco, este modelo y fotógrafo cincuentón que siempre luce impecables trajes italianos, y una perfecta cabellera gris era uno más de la fauna fashion neoyorquina. Pero nadie imaginaba que este elegante hombre que se paseaba entre las modelos haciendo fotos de backstage en el Fashion Week, que posaba con diseñadores de alta costura en cada evento al que era invitado y que incluso, ha participado en spots de televisión, no tenía un lugar para vivir.

Wp-Homeless-2

Luego de que vendieran el edificio en el que vivía, Reay se quedó, literalmente, en la calle. Un amigo le ofreció vivir en la azotea de su edificio y lo que empezó como una solución transitoria se transformó en algo permanente. El fotógrafo armó un verdadero nido en el techo, en el que vivió durante seis años escondiéndose del resto de los vecinos. Para poder mantener su ropa impecable y que nadie se diera cuenta de su situación, Mark se inscribió en un gimnasio, donde se duchaba todos los días y guardaba sus pertenencias importantes en un pequeño casillero. Comenzó a buscar baños públicos en buen estado para afeitarse y cambiarse de ropa antes de los eventos, de hecho, llevaba su computador a distintas cafeterías para poder trabajar.

A partir de este viernes, el secreto que Reay guardó durante años, será conocido por todos. Fue el cineasta austriaco Thomas Wirthensohn, quien luego de escuchar su historia, decidió registrarla para demostrar que podría pasarle a cualquiera. Homme Less es el nombre del documental, que muestra los malabares que debe hacer este hombre para mantener una imagen que se opone diametralmente a su realidad.

Premiado en festivales en Europa, el film llega este 7 de agosto a las salas neoyorquinas.

 

 

 

 

Créditos Fotos: Getty Images/Thomas Wirthensohn

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después