facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Historia de un fotógrafo: Terry Richardson

Historia de un fotógrafo: Terry Richardson

Irreverencia. Eso es Terry Richardson en su máxima expresión. El fotógrafo de 49 años –y que en agosto cumple los 50– desde el inicio de su carrera ha tenido su propia visión de las cosas.

Neoyorkino de nacimiento, desde pequeño tuvo una vida rodeada de luces y flashes. Su madre Norma Kessler era actriz, mientras que su padre, Bob Richardson, fue un famoso fotógrafo de moda que luego del divorcio se hizo adicto a las drogas y desarrolló esquizofrenia. Años más tarde, se mudó junto a su madre y su padrastro a California e incursionó en la música, y junto a unos amigos formó una banda de punk rock llamada The Invisible Government. Durante cuatro años participó en presentaciones en festivales y bares. No fue hasta 1992 que comenzó a sacar fotos sociales en algunos clubes en Nueva York.

Wp-terry-richardson-740

Su momento llegó en 1994 cuando la revista Vibe lo contactó para hacer unas fotos de moda. Ese mismo año su trabajo fue presentado en el Paris’s International Festival de la Mode, logrando la aclamación de los expertos.

Hoy su reconocimiento se debe a las provocadoras fotografías que ha tomado a una larga lista de personajes del entretenimiento y la moda. Incluso, políticos como Barack Obama se han atrevido a posar frente a su lente. Otros como Morrisey, Marilyn Manson, Gisele Bündchen, Rihanna, Miley Cirus y Pamela Anderson, también han sido retratados por este talento. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los fotógrafos, Richardson es protagonista. No sólo sube a su cuenta de Instagram (@terryrichardson) imágenes donde aparece junto a celebridades –las más repetidas son con su amigo Jared Leto –, sino que las invita a ser Terry Richardson por unos minutos y usar sus distintivas gafas. Entre sus fotos más populares, están las de sus desnudos y el beso con Tom Ford en 2010, como parte de una campaña del retorno del diseñador al mundo de la moda.

Wp-terry-jared-740

Con el tiempo ha recibido cientos de críticas, debido al exceso de erotismo en sus campañas publicitarias y libros. Muchos creen que la propuesta de un juego constante entre la ambiguedad y la explotación exacerbada de la sexualidad de las personas, es artificial y superflua. Pero no sólo eso. En un par de oportunidades fue demandado por modelos e incluso se han levantado campañas en su contra en redes sociales, asegurando que su trabajo es “vulgar y le falta el respeto a las mujeres”.

Pero haciendo oídos sordos a estas voces, Terry ha logrado el ansiado éxito. Uno de sus últimos trabajos son las imágenes que le tomó a Miley Cirus en su estudio de Nueva York. Ambos han trabajado juntos en varias ocasiones, y esta vez se habrían unido nuevamente con el fin de recaudar recursos para su fundación Happy Hippie Foundation, que defiende los derechos de los vagabundos y LGBTQ (lesbianas, gay, bisexuales, trangéneros y queer).

> Mira el trabajo de Terry Richardson para Harpers Bazaar US a la Victoria Secret Angel, Candice Swanepoel

Créditos Fotos: Getty Images // Instagram @terryrichardson

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después