facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Judy Blame, el inconformista

Judy Blame, el inconformista

Cuando le preguntan su verdadero nombre, el estilista, joyero, diseñador y director de arte Judy Blame se niega a contestar. Es uno más de los intrigantes misterios de este artista nacido en 1960 en Surrey, Reino Unido, que este mes y hasta principios de septiembre cae dentro de las salas del Instituto de Artes Contemporáneas (ICA) de Londres, en “Never Again”, la primera gran exposición dedicada a su trabajo y su excéntrica figura.

El universo de Blame —llegado a la capital británica a los diecisiete años— comenzó en la década de los 80 en la escena de clubs nocturnos, lugares donde para distinguirse utilizaba sus propios accesorios en forma de joyas diseñadas por él mismo. Con pocos recursos, sus adornos incorporaban objetos encontrados en la calle con un enfoque de bricolaje. Sus primeras creaciones cuestionaban el establecimiento de jerarquías de materiales; eran testimonio de la dura realidad de la crisis industrial y económica en Inglaterra. Durante ese período se encontró con figuras del mundo creativo londinense como Derek Jarman, Anthony Price, John Maybury y Leigh Bowery, que defendieron su aproximación creativa y lo convencieron para dedicarse a crear accesorios de moda. Blame era un diamante en bruto.

4

En 1985, el joyero ayudó a John Moore a levantar The House of Beauty and Culture, un colectivo de artesanos en el barrio de Dalston que incluía algunos nombres como Fiona Skinner, Dave Baby, Fiona Bowen, John Flett, Peter Foster y Christopher Nemeth. Esa experiencia colectiva probó ser la primera de otras muchas colaboraciones importantes como consultor de diseñadores en el Olimpo de la moda: John Galliano, Rei Kawakubo en Comme des Garçons, Gareth Pugh, Marc Jacobs y Kim Jones en Louis Vuitton.

Ray Petri, nexo en el colectivo de moda Buffalo, fue quien lo convencería para enfocar también su talento como Estilista de Moda. Blame no tardó demasiado en comenzar a producir editoriales de moda con una gama de fotógrafos estrella como Mark Lebon, Jean-Baptiste Mondino o Juergen Teller para publicaciones como i-D, Blitz y The Face. Blame se convirtió en otra estrella. Su capacidad instintiva para crear imágenes simbólicas que encarnan elementos radicales de la cultura popular y la moda, le permitieron crear una notoria carrera como director de arte y asesor de moda en la industria musical. Sus estilismos ayudaron a crear la imagen de artistas capitales como Boy George, Kylie Minogue, Massive Attack y Björk.

5

A lo largo de su carrera Blame ha mantenido su fundación artística, fabricando joyería de los objetos que se encuentra para reutilizarlos. Estas piezas continúan inspirando y siendo protagonistas en prolíficas contribuciones en medios de comunicación revelando su enfoque idiosincrásico e ingenioso sobre la vida a través de imágenes y objetos.

La exposición “Never Again”, hasta el 11 de septiembre en el ICA de Londres, es un montaje que da testimonio del tacto de Blame en la reflexión, su enfoque de la moda y su propensión hacia la experimentación y la colaboración. Presenta una evaluación de su creatividad arrolladora estableciendo paralelismos entre su práctica y los trabajos más recientes de la generación en nuestros días.

Créditos Imágenes ICA LONDON:

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después