facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Los 25 años de Edward, el “Hombre manos de tijeras”

Los 25 años de Edward, el “Hombre manos de tijeras”

Podría parecer un cliché, pero lo cierto es que esta historia nació como muchas otras: de la mente de un adolescente solitario e incomprendido. Varios años antes de convertirse en uno de los referentes de la industria cinematográfica, un joven Tim Burton dibujó un personaje con manos de tijeras que representaba lo aislado que se sentía en el suburbio en el que vivía, en Burbank, California.

Esa caricatura, sumada a la obsesión del director por la leyenda del cine de terror, Vincent Price, dieron vida a una de sus películas más exitosas y recordadas. Hoy, a 25 años de su estreno, Fox Pictures lanzó una edición remasterizada en Blu-Ray de Edward Scissorhands (El joven manos de tijera), especial para fanáticos y nostálgicos.

Sólo dijo 129 palabras en toda la película. Johnny Depp, quien siempre fue el actor favorito por Tim para el rol de Edward –aunque nunca había trabajado con él– se inspiró en Charles Chaplin para darle vida a esta especie de Frankenstein moderno que se enamoraba de una platinada Winona Ryder. Una vez escogido para el rol, el actor no se sentía del todo conforme con su desempeño, por lo que decidió hablar con la guionista, Caroline Thompson, quien le dio un dato clave sobre el personaje: para crearlo se inspiró en su perro. De ahí esa mirada profunda, fiel y querendona.

wp-edward-740

Además de la evidente química de los protagonistas, que por esa época era una de las parejas doradas de Hollywood, otro de los detalles más recordados de esta película ícono de los 90′ era su inquietante dirección de arte. Tim Burton quería lograr una atmósfera similar a la del lugar donde había pasado su adolescencia. Burbank ya no era lo mismo, por lo que el director decidió ampliar su búsqueda del barrio ideal. Así llegó a Lutz, un pueblo de Florida que cumplía con el requisito principal: ser un clásico suburbio norteamericano. El equipo de producción pintó todas las casas en tonos pasteles para dar una sensación de circo desteñido y achicó sus ventanas como una forma de representar la paranoia de los vecinos.

Quizás fue porque era una de sus primeras creaciones, o porque al fin pudo cumplir su sueño de trabajar con Vincent Price o simplemente, porque en ese rodaje conoció al que hasta hoy es uno de sus mejores amigos y partners en el set. La realidad es que Burton considera a este melancólico e inocente hombre con manos de tijeras que hacía nevar como su trabajo más personal.

Créditos Fotos: Youtube

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después