facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Cultura

Simón Pais: Bajo un lente mágico y eterno

Simón Pais: Bajo un lente mágico y eterno

El fotógrafo chileno es parte de una nueva generación que hoy trabaja y aporta a la moda con una voz y talento que antes no tenía lugar para expresarse en el país.

 

Es uno de los fotógrafos de moda más reconocidos de Chile. Con solo 18 años ganó un prestigioso premio en un medio nacional y llamó la atención del medio publicitario en nuestro país. Desde entonces, su trabajo se ha destacado por su elegancia y encanto eterno, con un ojo artístico puesto en la moda y en los retratos. En esta entrevista exclusiva, nos contó sobre su inspiración y enorme pasión por lo que realiza día a día.

¿Cómo comenzó tu pasión por la fotografía?

A temprana edad empecé a dibujar retratos y figuras femeninas como una vía de escape de lo real. Me pasaba horas en ellas y lo hice durante años, hasta que a eso de los 17 conocí el mundo digital que venía recién incorporándose al mercado. Ser capaz de ver instantáneamente las fotos capturó mi atención y pasé del lápiz y papel al registro y post-proceso digital. Le di rienda suelta a mi imaginación, con una sed tremenda de expresar y plasmar en mis fotos las ideas que tenía en mi cabeza.

¿Qué personajes o cosas sientes que han sido tus principales inspiraciones?

Siempre ha sido la mujer: su feminidad, fuerza y delicadeza. El poder de ellas para transmitir distintos mensajes me resulta muy inspirador, a la par con su evolución en el tiempo. Me gusta lo cambiante, el teatro, la luz dura, los días nublados, los espacios olvidados que tuvieron historia, grandes palacios o un trailer abandonado. No quiero nada ordinario.

¿Qué es lo que más amas de tu trabajo?

Siempre me pone a prueba, es motivante, cambiante y tiene un 1% que no se puede controlar. Amo improvisar y que todo sea parte de un pro- ceso creativo intenso para quienes lo hacemos.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?

Internacionalizar mi carrera de manera definitiva y constante. Respecto a ello siempre he tomado las oportunidades que me han brindado o aporta- do un guiño de importancia para realizar esa consagración. Siempre voy en búsqueda de potenciar mi trabajo cada día más y subir la vara.

¿Cuáles han sido tus principales lecciones?

Nunca dejar pasar una oportunidad, estas son como puertas o ventanas que te abren a nuevas posibilidades. Una lección importante es vivir el presente y no el pasado, porque si bien mi carrera es importante por su trayectoria, es clave estar vigente. Lecciones de humildad y carácter he tenido bastante, después de todo, fui criado ante los ojos de esta industria, todos mis 20 fueron a vista y paciencia de personas ya realizadas y consagradas, lo que hoy me hace sentir orgulloso llevar conmigo tal historial y legado.

¿Qué sesión o imagen recuerdas con particular alegría u orgullo y por qué?

Nunca me olvidaré de mi primera sesión junto a Vero Mónaco, a quien conocí por Flavia Goncalves. Tampoco olvidaré encontrarme con Marialy Rivas, quien me invitó a ver su trabajo y el mundo de filmación de cerca, abrió mis ojos casi explosivamente. El día que fotografíe a Cara Delevingne junto al rodaje de Ellen Von Unwerth en L.A. y el día en que la productora Mexicana Annie Lask me llevó a fotografiar a Tommy Hilfiger en su propio estudio en Nueva York. Recuerdo el amor que sentí en una sesión titulada “Domo” junto a Esteban Pomar y un modelo sin experiencia. Cómo olvidar tener la oportunidad única y exclusiva de estar en La Esmeralda y realizar un editorial para Harper’s Bazaar, o entrar al Nido de Quetzalcoatl, del arquitecto Javier Senosiain en México para la revista Grazia.

¿Cuál es tu máximo sueño profesional?

Continuar y llegar cada vez más lejos. También sueño con trabajar en lugares distintos. Ser capaz de llevar mi visión y voz tan lejos como pueda y así seguir soñando de día y de noche, trabajando duro en mis distintas ilusiones y metas.

¿Qué te gustaría provocar en aquellos que ven tus imágenes?

Alegría, una pausa en el día a día, asombro e imaginación. Una distracción, algo fresco.

¿Cuáles son tus proyectos para este y el próximo año?

Estuve viviendo en México durante dos años, para poder expandir mis horizontes profesionales y personales y buscar más oportunidades y nuevos títulos para mi portafolio. Este año, sin embargo, estaré en Chile reconectándome con el medio y dando lo mejor de mí, tanto en publicidad como revistas editoriales. Siempre tengo muchos planes y todos tienen que ver con transportar mi carrera al extranjero, pero por ahora enfocaré mis energías en un solo lugar.

 

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después