facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

24 horas: Olivier Rousteing

24 horas: Olivier Rousteing

“Soy virgo. Adoro el caos, pero aún así, el mío es uno controlado” dice el diseñador de Balmain.

7:00 A.M. Me despierto y escucho música poderosa, como Work Bitch, de Britney Spears, o el último disco de Beyoncé. Cuando vi el video de Partition, dije: “Necesito moverme así”. Después, veo televisión en el sofá, a veces dibujos animados, MTV, Los Simpson, South Park, American Dad o E! Joan Rivers era impresionante en Fashion Police; a veces, se reían de mis looks. Tomo un vaso de leche con cereales Zucaritas, mientras trato de mantener los ojos abiertos. Leo mi correo para saber qué está pasando. Vivo en París, por lo que me despido de mis amigos de L.A., como Kim (Kardashian), con las buenas noches por Skype, Whatsapp, Snapchat o Instagram. La primera persona que llamo por teléfono es a mi mano derecha, mi asistente, para revisar mi calendario. Él es uno de mis mejores amigos, así que también hablamos de la noche anterior, mientras reímos viendo las fotos divertidas que tomamos. Amo la cuenta de Instagram de Michel Gaubert, que subió una foto mía llamándome “Rihanno”. Normalmente, leo en mi celular o en mi iPad. Me encantan los sitios Women’s Wear Daily, Just Jared y Perez Hilton.

7:30 A.M. Mi entrenador viene dos veces por semana y lo amo. Hago ejercicio en shorts y zapatillas Nike y uso un gorro porque amanezco con el pelo muy tieso. Mi profesor se impresiona cuando me ve elegante en las conferencias de prensa o en mis desfiles, ya que cuando llega en las mañanas a mi casa me veo horrible. Hago abdominales y sentadillas con música a todo volumen y con buen ritmo, pero, honestamente, me cuesta mucho trabajo hacerlo.

8:30 A.M. Me baño durante 15 o 20 minutos, nuevamente con música fuerte. Me encanta bailar en la ducha. ¿Han visto The Truman Show? Me da miedo pensar que en mi casa y ducha hubieran cámaras vigilándome, parecería un loco. Cuando termino, me aplico cremas –de Vichy y La Mer–, me cepillo el pelo y uso el cepillo Clarisonic en la piel. Después de esto, mi cara se ve radiante y me tomo una selfie. Uso camisetas porque siempre tengo calor, una chaqueta de cuero hecha a la medida y un pantalón igual; tengo diez. Me gusta mi uniforme –la única cosa que cambio son los zapatos. Cuando me siento deportivo, uso Nike, y cuando no, opto por unas botas Balmain. Si me siento como un día de pijama, uso buzo y un gorro; si vas a usar el segundo, lo mejor es que sea Balmain. Me visto mucho con mi marca, aunque no tengo problema en usar otros diseñadores. Me enloquece Chanel y colecciono prendas vintage de Versace. Quizá tenga unas 35. También junto poleras y chaquetas con estilo francés de los años 70. Tengo unas botas clásicas de Harley-Davidson y cerca de 30 pares de zapatillas, pero las pierdo cada vez que viajo.

9:10 A.M. Pido mi auto y vuelo a la oficina. Durante el verano, acostumbraba a hacerlo en patines, pero me cambié y ahora me queda muy lejos. Desde el auto, llamo a mi madre y a mis abuelos. Es el mejor momento porque me siento relajado.

9:30 A.M. Cuando llego, mi asistente me espera con un té chai latte de Starbucks. En mi estudio, la mayoría son mujeres, así que conversamos. Me comentan lo que hicieron la noche anterior, a quién conocieron. Es muy divertido.

10:00 A.M. Cuando suena el timbre de la puerta y es DHL, siempre soy yo quien abre porque espero un gran paquete con telas o bordados. La gente me pregunta si intento ser el portero.

Wp-balmain-740

1:00 P.M. Mis queridas niñas y yo almorzamos juntos en el estudio. En ocasiones, tomo una bebida detox, pero sólo lo puedo hacer por cinco días porque muero de hambre. Amo el jamón con melón, el pollo con ensalada, el sushi y la comida vietnamita. Si fui a una fiesta la noche anterior, como McDonald’s. Me encantan los nuggets de pollo con salsa barbecue.

2:00 P.M. Si nos preparamos para un desfile, tengo modelos que vienen a casting y a pruebas. Mi publicista viene y hablamos sobre la colección. En un día normal, tengo siete, a veces diez citas. Es una locura. La música a todo volumen me hace seguir adelante. Soy Virgo. Adoro el caos, pero aun así, el mío es uno controlado. Pienso que la moda es como el sexo. Con una colección diseñas, diseñas, diseñas; eso es el sexo. Y cuando presentas el show, ese es el orgasmo.

9:00 P.M. Lo más temprano que salgo de la oficina es a las nueve, aunque podría quedarme hasta la 1 A.M. Cuando salgo temprano, voy al gimnasio o a mi casa, me ducho, me cambio de ropa y me junto con amigos en una terraza cerca del río para tomar una copa de vino blanco y conversar. También vamos a un restaurante llamado Les Vitelloni, de pastas.

11:00 P.M. Reviso mis correos y mando mensajes. Antes de dormir, prendo el televisor. Amo Revenge y Chelsea Lately; es muy divertida. Ya vi todos los capítulos de Miami Vice, así que ya no los sigo, pero disfruto las repeticiones de 90210 y volver a ver a Dylan y Kelly. Pienso que Keeping Up With the Kardashians es entretenido. A veces, le escribo a Kim y le pregunto: “Dios mío, ¿de verdad hiciste eso?”. El verano pasado, tuve una pelea con un tipo en Mykonos porque me robó la mesa mientras yo bailaba. Después, lo vi en mi desfile y resultó ser amigo de Kim. Lo volví a ver en su matrimonio y nos divertimos mucho.

12:30 A.M. Si es viernes en la noche, con mis amigas nos volvemos locos. Si nos sentimos bien vestidos, dejamos la oficina y vamos directo al club. Mi canción favorita para bailar es Hit Me Baby One More Time, de Britney Spears. Luego de dos gin & tonics, siento que soy Britney. No puedo tomar mucho porque me emborracho demasiado rápido. No me siento culpable por nada, pero sé que no debería fumar. Depende de la fecha, a veces son dos cigarros, pero otras, diez. Me gusta bailar con Rihanna. También es mi amiga y es hermosa; por ella me volvería heterosexual. Admiro su lenguaje corporal, su música, su visión. La amo. A Kim también porque es la persona más dulce y la que me cuida cuando voy a L.A. Perdí mi identificación y ella me ayudó. La gente piensa que cuando haces vestidos de 25.000 dólares vives una vida elegante, vas a fiestas todos los días y te rodeas de gente famosa. Pero al final del día, soy un joven al que le gusta ver televisión, comer nuggets de pollo.

2:00 A.M. En mi pieza, solo tengo una cama grande, sin televisor. Suelo quedarme dormido rápido. Cuando tengo a alguien al lado, estoy durmiendo y me dicen: “’Olivier, te dormiste muy rápido’. He tenido muchas quejas, pero no mencionaré nombres”.

Créditos Fotos: Robert Fairer. Pasarelas: cortesía de la marca.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después