facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

5 asombrosos destinos en rosa pastel

5 asombrosos destinos en rosa pastel

Hablemos menos de hoteles y más sobre la panorámica y los colores de los lugares que podrás visitar este verano. 

¿Qué parte del arcoíris es tu favorita? ¿Te imaginas pasando tus vacaciones en ella? Pues bien, de acuerdo a CR Fashion Book existen cinco destinos imperdibles para todas aquellas personas que alucinan con la tranquilidad y suavidad de los colores pastel. Se trata de 5 lugares donde el color es protagonista y donde encontrarás la foto de Instagram perfecta para acompañarte por el resto de tu vida.

Santorini, Grecia 

Este lugar es conocido como “la supermodelo de las islas griegas” por tres razones: sus casas con forma de marshmallow pintadas en atractivos y vibrantes colores, sus acantilados y sus playas de arena roja y blanca. La isla, que surgió de una erupción volcánica cataclísmica, ha sido durante mucho tiempo el punto de referencia de la realeza griega y el público de moda (Gianni Versace, por ejemplo, se escondió en el icónico hotel Tsitouras durante un mes) por sus amaneceres lilas, azuladas aguas y puestas de sol interminables.

Para vivir una experiencia de ensueño, asegúrate de visitar el pequeño pueblo de pescadores Oia, en el extremo norte de la isla. Allí podrás hospedarte en la residencia Pink Cave House, una casa kitch pintada en rosa pastel que ofrece una vista majestuosa del paisaje natural de la isla.

Alicante, España

La Muralla Roja es fácilmente uno de los edificios en colores terracota y pastel más fantásticos del mundo. Ubicada en Calpe, un pequeño pueblo en la costa de Alicante, la construcción consiste en un bloque de apartamentos geométricos construidos por el aclamado arquitecto Ricardo Bofill. Con escaleras gráficas y serpenteantes en tonos de azul polvoriento, púrpura, rosa y rojo, es casi imposible tomarse una mala foto en esta gran muralla.

Dato: Si subes a la azotea, tendrás una vista virgen del mar y el cielo.

Cape Town, Sudáfrica

Situado en las laderas de Signal Hill, justo encima del centro de la ciudad, se encuentra el histórico barrio de Bo-Kaap. Este está a 10 minutos a pie del centro de Ciudad del Cabo y vale la pena su visita. Con sinuosas calles adoquinadas al estilo del siglo XVIII, los edificios de Bo-Kaap están levantados uno al lado del otro, sin espacio entre sí, lo que crea un efecto Lego de tonos superpuestos en verde menta, azul pálido, lila y rosa pastel.

Curazao, Países Bajos

Con más de 750 edificios en colores suaves, la isla Curazao no tiene rival en este juego de paletas. Los edificios, que datan del siglo XIX, fueron construidos porque el Gobernador General Albert Kikkert sufría de migrañas, las que eran atribuidas al sol brillante que se reflejaba en los edificios blancos. Para evitar ese efecto, el Gobernador instruyó a todos los ciudadanos a pintar sus hogares de cualquier color que no fuera blanco. ¿El resultado? Un pueblo sencillamente espectacular.

Ciudad de México, México 

Ninguna visita a la Ciudad de México está completa sin un viaje a la meca del premio de arquitectura Luis Barragán, conocida como la Cuadra San Cristóbal. Situado en las afueras de la ciudad, en Los Clubes, este palacio minimalista es una obra maestra de geometría, luz y diseño. Dentro de sus muros podrás encontrar establos, piscinas y una fuente, pero lo interesante está en el juego de sus colores, formados por las paredes en tonos rosa y tierra. La ilusión es tan atractiva que el propio Nicholas Ghesquière utilizó el lugar como telón de fondo para la campaña Pre-Fall 2016 de Louis Vuitton.

Vía Harper’s Bazaar

Créditos Fotografías: Flickr

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después