facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

7 lecciones de amistad que nos dejó ‘Sex and the City’

7 lecciones de amistad que nos dejó ‘Sex and the City’

Reconozcámoslo, Sarah Jessica Parker es una de nuestras mejores amigas.

Todo partió en 1998, para ser exactas, cuando comenzó una de las mejores series de todos los tiempos: Sex and the City. Ahí conocimos a Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda, el cuarteto que caló hondo en nuestras vidas, enseñándonos grandes lecciones sobre el amor, la amistad, la vida e incluso la moda.

En el día de la amistad, les contamos cuáles son esas grandes lecciones que aprendimos de esta serie:

1. Es bueno tener amigas diferentes

La idea es complementarse, comparar puntos de vista, tener cada una un sello. Las mujeres jamás juzgaremos a una amiga porque piensa o se ve diferente.

2. Tus amigas son, siempre, la mejor compañía

Muchas veces nos sentimos solas o con pena. Entonces, la única solución es: salida con amigas. Puede ser una noche de glamour, también una noche de pijamas, o un buen shopping.

 

 

3. No dejes que tus amigas lo odien.

Tantas veces te vieron llorar y tuvieron que levantarte el ánimo que, han generado un rechazo o rencor hacia él. Bueno, una de las reglas en la amistad es que, no lo pueden odiar, a menos que tú lo digas.

 

4. Siempre es bueno tener un lado Samantha

Es necesario que te pongas a ti en primer lugar pensando en lo que realmente te hace feliz sin importar el precio, actuando como la única e inigualable Samantha Jones lo haría.

 

5. Si algo anda mal, convérsalo con una buena copa.

A veces no basta con salir, hay que ahogar las preocupaciones con una buena copa. Y, ¿qué mejor compañía para eso?

 

6. Pregúntales su opinión

Ellas siempre serán sinceras contigo. Lo que no quiere decir que les tengas que hacer caso en todo. Pero siempre es bueno someterlo a debate.

 

7. No hay nada que un buen par de zapatos no solucione.

La pasión por los zapatos es algo que compartimos todas las mujeres. Si te sientes mal y tus amigas no han podido llenar ese vacío, ya sabes qué lo hará.

 

 

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después