facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Christine Jorgensen, la historia de un transgénero

Christine Jorgensen, la historia de un transgénero

Cerca de 13 millones de televisores estuvieron encendidos en Estados Unidos mientras ABC mostraba la entrevista a Bruce Jennerex medallista olímpico y padre de las conocidas estrellas de reality show Kendall y Kylie Jenner–, donde confesaba que era un transgénero. Las reacciones no se hicieron esperar y muchos fanáticos del clan Kardashians se manifestaron en redes sociales. De hecho, sus hijastras Kim, Kourtney y Kloé expresaron en sus cuentas de Twitter su total apoyo al patriarca de la familia.

Wp-portada-daily-news-740

Sin embargo, Bruce Jenner no fue el primer caso transgénero en Estados Unidos, ni tampoco el más polémico. Hace más de 60 años el NY Daily News titulaba en su portada “ex soldado se convierte en una belleza rubia”. El medio neoyorkino aseguraba que varias operaciones habían transformado a George William Jorgensen Jr. –un ex soldado nacido en el condado de Bronx– en Christine Jorgensen, una chica que despertaba la curiosidad de la población norteamericana.

Esta historia no sólo destacó por ser la primera persona en hacerse una operación de cambio de sexo en USA. George era un ex soldado norteamericano que participó durante dos años en la Segunda Guerra Mundial y en 1946 fue dado de baja con honores. Al terminar la guerra, y en uno de sus últimos viajes a Europa, conoció in situ las operaciones de cambio de sexo. Finalmente en 1951 participó de una serie de estudios en Dinamarca que culminaron en seis operaciones para cambiar su sexo. Más tarde, él mismo enviaría una carta a sus padres explicándoles la situación: Yo sigo siendo el mismo de siempre, pero la naturaleza cometió un error que había que corregir, y ahora soy su hija.”

Wp-christine-jorgensen-740-2

A pesar de la conmoción que causó el caso en una época donde los transgéneros eran tabú, Christine logró tener una vida normal. Fue actriz y trabajó en un nightclub en Manhattan Upper East Side, el sector más acomodado de Nueva York. Además, años después publicó su biografía y una cinta llamada La historia de Christine Jorgensen. Muchos tomaron su vida como un ejemplo a seguir y la trasformaron en un ícono del mundo gay y trans.

En 1980 se retiró de la industria del entretenimiento y se fue a vivir a California. Siete años después fue diagnosticada de cáncer y en 1989 falleció con tan sólo 62 años. Su última y unas de sus más recordadas frases fue “di a la revolución sexual una real patada en el trasero.”

> Revisa el film La historia de Christine Jorgensen

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después