facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Escápate a Bimini

Escápate a Bimini

Para los que saben de spot tropicales, donde la naturaleza es virgen y el agua cristalina, este destino debería ser parada obligada. Aquí la apuesta máxima es el descanso y el goce absoluto, ya que se trata de la isla más occidental de las Bahamas, por lo que aún no existen las molestas conglomeraciones de turistas, guías ni comercio de souvenirs.

Este pequeño paraíso está ubicado a 81 km. al este de Miami y la única forma de llegar es por vía aérea o marítima. Recorrerlo es simple, ya que está compuesto de dos pequeñas islas y varios cayos. Existe Bimini Sur, en el que habita muy poca población y donde sus mayores construcciones son algunos hoteles, el aeropuerto y un centro de investigación marina. En el otro extremo, brilla Bimini Norte, lugar que recibe en su esplendor a todos quienes bajan de cruceros y transbordadores. Tiene 11 kilómetros de largo y apenas 365 metros de ancho, un verdadero espectáculo a la vista. Aquí el mayor atractivo es un pueblo llamado Alice Town, que en realidad es una calle de arena, donde el tiempo se detuvo y la calma lo es todo.

Como las leyendas abundan en cada rincón del mundo, Bimini no es la excepción, ya que según cuentan los lugareños, Ernest Hemingway, el mismo que disfrutaba en el Floridita de La Havana, le juró amor eterno a este sitio que lo cautivó en 1935 y donde escribió algunos capítulos de la mítica novela Tener y no tener. Otro amante perdido de la isla fue Martin Luther King Jr. quien también logró inspiración para escribir parte de su legendario discurso “Tengo un Sueño”.

Wp-Bimini-2

Como ellos, son cientos los que han quedado cautivados por la belleza de la isla, que tiene de todo y de nada. Aprovechando sus atributos, lo más aconsejable es una estadía de tres a cinco días, donde se incluyan estos panoramas:

-Sin mayor ambición que su exquisito ceviche en concha, Joe’s Conch Shack se postula como uno de los favoritos de la zona a la hora de buscar algo donde comer. Con la tradición única de la gente local, es posible disfrutar de mariscos frescos y cocinados por el propio dueño, el reconocido Joe. Es recomendable armarse de paciencia, ya que la demanda es mucha y sólo hay dos manos para atender los siete días de la semana, pero mientras se espera, lo mejor es disfrutar de una fría cerveza Kalik, típica bebida bahameña.

-Si prefiere el confort de un almuerzo o cena clásica, lo ideal es disfrutar de la impecable gastronomía que ofrecen los cruceros en los que se arribó a la isla o bien, reservar una mesa en el alguno de los varios restaurantes que tiene el prestigioso Resort World Bimini Bahamas, oferta a la que se suman bares y un casino.

-La oferta hotelera suma a su lista hoteles como el Hilton y el Resort anteriormente descrito. Las pintorescas cabañas de Bimini Norte son ideales para familias, ya que son totalmente independientes y cuentan con varias habitaciones.

-Quizás la mayor aventura es dormir en los cruceros. El paquete comprende comidas, alojamientos y transporte durante 3 o 4 días. Allí además se puede disfrutar de televisión satelital, shows musicales y barras con tarifas más que convenientes. Así después de una noche de alegría, se puede disfrutar de un recién preparado Starbucks y partir rumbo a las playas y piscinas de Bimini.

*Recomendaciones: Una vez en la isla, lo primero es arrendar un carrito de golf, principal medio de transporte del lugar.

Créditos Fotos: Thinkstock

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después