facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Escápate: Patagonia Mágica

Escápate: Patagonia Mágica

Visitamos el hotel más premiado en Chile, el Singular Patagonia, para ser parte de un viaje casi cinematográfico. Sin duda, uno de los lugares más exquisitos si de relajo y desconexión se trata, donde la naturaleza opulenta juega un rol primordial en medio de una edificación de lujo.

Casi tres horas dura el vuelo hasta Puerto Natales al aeropuerto recientemente inaugurado Teniente Julio Gallardo. Desde ahí, 30 minutos en auto y el hotel The Singular Patagonia –uno de los alojamientos más galardonados de Chile– se asoma desde un costado de la ruta que une el Parque Nacional Torres del Paine con la ciudad más cercana. La vista es asombrosa. A los lejos, pareciera ser una gran fábrica, una especie de congelador gigante o una bodega de abastecimiento. Las tres descripciones están en lo correcto. El moderno y refaccionado hotel que hoy alberga este lugar, hace casi 100 años fue el epicentro económico de la Patagonia.

Conocido como el Frigorífico Bories, operó entre 1915 y 1971 y fue el motor laboral de la región por varias décadas. En su interior aún quedan las grandes maquinarias con que se trabajaba en aquella época, como los pistones y los inmensos y aparatosos mecanismos con que se producía energía eléctrica. De hecho, en 1999 fue declarado Monumento Histórico Nacional y comenzó la labor de restauración del antiguo frigorífico para convertirlo en un museo privado y un hotel de lujo. La tarea no fue sencilla. Tardaron cerca de 10 años en reparar grietas, techos, suelos y comenzar con el sueño de establecer un spot especial, donde se mezclara la maravillosa esencia de la Provincia de Última Esperanza junto a un trozo de historia patagona, con un toque de distinción.

El hotel

Todas sus habitaciones –cuenta con 54 piezas y tres suites– tienen vista a los fiordos del océano Pacífico. Y una amplia vista. Un ventanal enorme recorre cada pieza de esquina a esquina, mostrando el imponente paisaje de una creación que pareciera no haber sido invadida por el hombre. Al interior, existe un amplio es- pacio de 45 metros cuadrados de superficie que combina con muebles de época, donde la madera muestra una fuerte presencia en arrimos y escritorios que están acompañados de fotografías de personas que vivieron en la zona durante el siglo XX. La decoración de todo el hotel estuvo a cargo de Enrique Concha, donde el interior sorprende. Grandes lámparas colgantes, sillones de cuero, una opulenta chimenea e inmensas ventanas que permiten que la luz natural ingrese al edificio son parte de este espacio donde gran parte de los visitantes disfrutan del día mientras toman un whisky en el bar o cenan alguna de las delicias del equipo del chef Laurent Pasqualetto, quien utiliza productos de la zona como salmón, cordero, centolla, frutillas blancas o el clásico de Aysén: el ruibarbo. Además, el hotel cuenta con otro restaurant llamado El Asador, disponible para comidas especiales y capacidad de 40 personas, donde los comensales pueden observar cómo Pasqualetto crea distintos platos con un concepto de grill a la vista. Este es sin duda, uno de los atributos que más ha gustado a los turistas que año a año han premiado al hotel con el primer lugar en Travellers Choice 2016 de TripAdvisor. Sin embargo, no es el único.

Uno de los espacios más visitados es el spa. Ubicado al nivel del mar y construido bajo el mismo concepto que todo el hotel –vistas panorámicas asombrosas–, cuenta con una piscina de interior y exterior, donde puedes disfrutar de los cerca de 20ºC del agua mientras patos y cisnes cruzan, literalmente, por atrás. Sin embargo, su distintivo son sus programas de masajes con una privilegiada vista al mar, donde la desconexión se respira desde el momento en que se ingresa al spa. Asimismo, existen suites donde se pueden pedir tratamientos de relajación en pareja; baño y ducha privados.

Este hotel de cinco estrellas, emplazado en unas de las regiones más remotas de Chile, no solo posee instalaciones de primer nivel. Sus excelentes críticas a nivel mundial son el resultado de la combinación perfecta entre un gran servicio, lujo austral y una rica historia de nuestro país. Sin duda, es un viaje que hay que repetir una vez que abra su nueva temporada este próximo 28 de septiembre 2017.

Créditos Fotografías: Diego Bernales

Comentarios

Escribe un comentario

Leer después