facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Escápate: Tesoro Inesperado

Escápate: Tesoro Inesperado

Exploramos la Costa Pacífica de Norteamérica para presentar los sitios que satisfacen hasta el más opulento capricho.

El otro lado de Vancouver

Al suroeste de la Columbia Británica, la ciudad logra el balance perfecto entre encantadores paisajes y rincones cosmopolitas, convirtiendo a este destino en un lujo obligado.

Tras un largo viaje no hay como saber que al final nos espera una estancia perfecta en un hotel que brinda las comodidades merecidas. Situado en el corazón de Yaletown y a unos cuantos pasos de los mejores restaurantes, boutiques y spas, el OPUS Hotel sin duda es la elección acertada. Al entrar por sus grandiosas puertas, el impecable diseño contemporáneo y cálido servicio demuestran que una estadía ahí redefine la experiencia boutique. El estilo único del hotel se refleja en sus espaciosas habitaciones que además de ofrecer amenidades envidiables, como baños estilo spa y servicio de conserje las 24 horas, cuentan con vida propia, ya que el hotel ha desarrollado cinco distintas personalidades que se plasman en cada detalle de la habitación, desde la vibrante gama de colores que decoran sus paredes, hasta la lista de música personalizada que suena sin cesar cada vez que entras. ¿Su misión? Demostrar que tienen una historia que compartir y que más que ser un lugar en donde alojarte, es una experiencia que debes vivir.

2

Para formar parte del grupo élite de ciudades que destacan en el mundo, hay ciertos aspectos con los que se deben contar, como restaurantes de primera clase, experiencias de compra ultralujosas y una cultura diversa. Recorriendo los rincones de Vancouver se puede comprobar que cumple con dichos requisitos, y además es posible reconocer otra virtud: paisajes majestuosos que roban el aliento.

Estos son los lugares que muestran el otro lado de Vancouver, y que le otorgan un indiscutible carácter cosmopolita.

STANLEY PARK: Un oasis verde que rodea al centro de la ciudad; hay que explorar sus 400 hectáreas de selva natural y kilómetros de senderos, caminar por su malecón y visitar el acuario más grande de Canadá.

• GASTOWN: Es el centro más antiguo de la ciudad, que renace como la parte más hip, además de ser la ubicación de Secret Location, la tienda más exclusiva de la ciudad, donde solo reciben visitantes con cita; ahí se encuentran diseños únicos mientras se puede visitar su restaurante, que presume tener el mejor brunch de la ciudad.

CAPILANO PARK: Aquí es posible cruzar el Capilano Bridge, que mide 140 metros y atraviesa el río del mismo nombre; las impactantes vistas sorprenden y el aire puro es impagable.

HAWKSWORTH RESTAURANT: Cuatro veces ganador del Best Upscale Restaurant Award. Este lugar muestra a la perfección la cocina contemporánea canadiense que celebra los ingredientes regionales, valiéndose de su inmensa diversidad para crear infinitas combinaciones de sabores.

4

San Diego ecléctico 

Son 113 km de impecables costas, diversión garantizada y un animado entorno de las artes; todo en un solo lugar. Por Armando Rosas.

No es necesario decir que San Diego es, sin duda, uno de los principales destinos para vacacionar y disfrutar del sur de California, desde sus inmejorables playas hasta una excitante vida nocturna y su casi perfecto clima; tampoco hay que olvidar sus amplios centros comerciales y tiendas de descuento para ir de compras que incluyen a Carlsbad – Las Americas Premium Outlet. Pero para tener una experiencia renovada e interesante al volver, es recomendable experimentar esta ciudad desde otra perspectiva, y realmente darse el tiempo para conocer su historia, gozar con su gastronomía, museos y teatros; de compartir con amigos el Comic-Con y dejarse sorprender al ver caminar por sus calles al Hombre Araña al lado de Chewbacca, o simplemente regalarse una cena con la mejor vista en Bertrand at Mister A’s, un imperdible de San Diego.

¡Todo listo! Lo ideal es hospedarse en el lugar donde comienza la buena vida y rodearse por las leyendas de la música: el Hard Rock Hotel, situado en el concurrido Gaslamp Quarter. Aquí, los huéspedes, aparte de sentirse verdaderos rockstars, tienen acceso a lo último en entretenimiento, restaurantes y los bares más populares y con más estilo. 

8

Un punto importante del legado de San Diego está en el Parque Balboa, donde se ubica la Torre California. Construida en 1914 y recién abierta al público después de permanecer cerrada durante 80 años, desde su mirador más alto se pueden apreciar maravillosas vistas panorámicas. No es necesario salir del parque para explorar sus atracciones, tiene 15 museos, teatros, un zoológico y diversos jardines. La energía dispuesta en el recorrido merece ser compensada en The Prado Restaurant at Balboa Park, donde el chef  Jonathan Hale lleva la batuta y sus especialidades fusionan la gastronomía regional con populares platillos tradicionales, una combinación única.

El día parece no terminar y, ¿por qué no hacer un tour de cervecerías? En Brew Hop son especialistas en invitar a conocer los lugares verdaderamente vanguardistas y donde las creaciones originales de cervezas parecen no tener límite. Por ejemplo, una con sabor a chocolate, mango, café, o una picante… ¡buenísimas! Stone Brewing, Modern Times y Ballast Point son algunos de los punteros hacedores entre docenas de cerveceras y destilerías que existen. Si lo que se prefiere es la cena, hay que visitar Prepkitchen; sus platillos elaborados con frescos ingredientes locales hacen que cualquier comensal por muy exigente que sea, se deleite con una comida estilo casera, muy especial y gourmet.

7

La Jolla y Coronado son lugares emblemáticos con impresionantes paisajes y, con suerte, se puede presenciar un avistamiento de ballenas en sus mares. Sin duda, esto es un regalo extra de esta ciudad. El perfil costero de La Jolla evoca un aire mediterráneo; su atractivo estilo de vida en comunidad y la brisa del mar hacen más fresco el caminar. Pasear por sus calles es perfecto porque, gratamente, está plagado de murales creados por artistas de la talla de Kelsey Brookes plasmados en las paredes de las edificaciones típicas. Este proyecto de arte urbano fue concebido en 2010 por la biblioteca de música y arte Athenaeum con el único propósito de resaltar el carácter cívico del lugar y transformar los espacios grises en algo armónico y cercano al público.

Para que todo siga perfecto, se recomienda reservar en uno de los restaurantes más aclamados de San Diego, el Nine-Ten, dirigido por el galardonado chef Jason Knibb. El lugar es la combinación perfecta entre lo casual y la sofisticación; no por nada lo acoge el Hotel Grande Colonial, único por su leyenda y calidad suprema, donde personalidades influyentes de la cultura y el arte han recorrido sus pasillos. Final e inevitablemente, hay que mencionar otro lugar icónico que se encuentra en el condado de San Diego, el Hotel del Coronado. Símbolo de grandeza, de celebridades, de inmaculadas playas y encantadora gente, donde es posible viajar en el tiempo gracias a su construcción original de 1880, que permanece casi intacta, pero con modernos servicios al alcance de la mano.

Créditos Fotografías: Istock by Getty Images

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después