facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Especial viajes: Vibrante Cataluña

Especial viajes: Vibrante Cataluña

Nick Jones ha elegido la vitalidad cultural de Barcelona como fondo de su última Soho House.

Nick Jones tiene el talento para predecir los futuros lugares de moda. Él dirigió la peregrinación hacia Shoreditch en Londres y el barrio Meatpacking en Nueva York, donde prostíbulos y carnicerías cedieron el paso a galerías y tiendas de moda. Ahora, el fundador del imperio Soho House se ha establecido en el otrora rudo barrio Gótico en Barcelona, abriendo ahí un nuevo emprendimiento hotelero. “Ojalá pudiera decir que soy psíquico”, dice. “Pero solamente es suerte. El Barrio Gótico aún no está muy aburguesado, pero florece agradablemente y este edificio en particular tiene un alma encantadora”, dijo.

La Soho House en Barcelona se ubica en un imponente edificio de departamentos del siglo XIX con vista a la marina Port Vell. Después de Berlín y Estambul, este es el tercer club privado de socios del grupo, fuera del Reino Unido y Norteamérica, y Jones espera que la nueva Casa se sume a las agujas de La Sagrada Familia de Gaudí, como una gran atracción para los visitantes de la capital catalana.

Además de los 57 dormitorios exquisitamente decorados, hay un restaurante italiano, Cecconi’s, un spa, un cine con 30 butacas y una piscina techada con espectaculares vistas al puerto. El primer piso estará dedicado a la salud y a estar en forma, incluyendo un gimnasio y un estudio donde puedes quemar la paella de la noche anterior con una clase de spinning. Como en todas las Soho Houses, el acceso diario es por medio de una cuota anual, pero no tienes que ser miembro para reservar una habitación.

Jones se inició en el negocio casi por accidente, cuando decidió transformar una casa en decadencia en el Soho de Londres, en un espacio de encuentro para trabajadores de la industria artística y de comunicación, que reflejara sus gustos personales. “No estoy calificado como diseñador”, dice, “Soy un proveedor de comida. Al menos en eso intenté prepararme”. Ahora, más de 20 años después, la fórmula de la Soho House está cerca de la perfección. “La base de una construcción tiene que ser práctica”, dice. “Incluso hemos calculado la distancia óptima entre la cama y el interruptor de la luz. Pero, al mismo tiempo, quieres que lo demás tenga cierto margen de error, ya sean obras de arte disparejas en las paredes, o un desgastado sillón de piel. Cuando entras a una nueva Casa el primer día, no debe sentirse como recién inaugurada”.


El repertorio gourmet de Soho House en Barcelona incluye tapas y el mejor jamón de la región. El primer piso del hotel está enteramente consagrado al cuidado de la salud y el fitness. La piscina del spa tiene guiños a la identidad catalana.

Mientras trabaja como director ejecutivo activamente involucrado (a pesar de que se convirtió en accionista minoritario desde que el millonario estadounidense Ron Burkle compró el 60% de la compañía), Jones ha encontrado en el director de diseño y desarrollo James Waterworth, un socio que comparte su visión y que es parte del próspero equipo de la empresa encargada de los lanzamientos recientes en 76 Dean Street y Little Beach House Malibu. Ex protegido del diseñador de interiores Martin Bruduizki, Waterworth se ha especializado en el arte de replicar el ambiente relajado de un club que esperan los socios de las propiedades del grupo, sin perder una identidad más local. Así, pasó semanas caminando por Barcelona investigando su historia. “Siempre trato de encontrar la esencia del lugar”, cuenta. Por todos lados hay guiños a la ciudad anfitriona y sus influencias catalanas, desde las cabeceras de madera tallada de las habitaciones, hasta las sillas de hierro forjado de la azotea y los azulejos aguamarina del piso de la cocina de la casa. “Necesita sentirse auténtico”, explica. “Si eliges viajar a Barcelona, quieres estar rodeado de colores y estampados vibrantes: quieres despertar y saber que estás en España”.

Muebles antiguos y contemporáneos, comprados de segunda mano o fabricados localmente, han sido mezclados con piezas de la Soho House hechas a medida, incluyendo colchones, almohadas y cristalería. “Queremos que la gente se sienta cómoda”, dice Waterworth, “sin importar si vienen a trabajar toda la mañana en su computador, a tomar un café rápido o salir de fiesta hasta la madrugada. Básicamente tratamos de crear espacios que les hagan sentir como en casa”. La táctica ha probado ser tan exitosa que, después de interminables indagaciones entre los socios y huéspedes, Jones está lanzando Soho Home, una tienda en línea donde puedes comprar las mismas copas de cristal para champaña y sofás de terciopelo utilizados en sus hoteles.

Mientras tanto, el trabajo continúa con los próximos lanzamientos en Mumbai, Amsterdam y Tokio, donde el grupo se ha establecido en un edificio de hormigón colado, diseñado por el arquitecto japonés Tadao Ando. “Es una propuesta muy diferente”, admite Jones, “pero tenemos que continuar avanzando. Por supuesto, seguirá teniendo la misma atmósfera amigable: todavía se debe sentir parte de la familia”.

Créditos Fotografías: Cortesía Soho House

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después