facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Todo lo que inspira a Francisca Mery Satt

Todo lo que inspira a Francisca Mery Satt

Francisca Mery Satt nos recibió en la intimidad de su casa para mostrarnos los detalles de su espacio y la pasión con la que realiza su trabajo.


Francisca Mery Satt nació en una familia abocada al diseño.
Sus padres, Marcelo Mery y Mar-lene Satt, eran los dueños de la joyería que lleva su nombre y que existe hace más de 30 años, y Marlene, además, es profesora de arte. “El tema de la creatividad, la arquitectura y el color estuvieron siempre presentes en nuestra infancia”, recuerda. Y así se sostiene hasta hoy: las cuatro hermanas de la familia mantienen sus intereses de decoración y diseño conservando vivo el negocio familiar y cada una explorando sus respectivas pasiones.

Francisca, por su lado, es la diseñadora a cargo de la creación de las nuevas colecciones de la empresa y disfruta profundamente de
su trabajo y de continuar el legado. “Siento que nosotros somos realmente una linda empresa familiar, donde nuestro trabajo es muy importante, pero las raíces son fundamentales”, dice.

Es más, le agradece a sus padres el haber comprendido que, debido a su naturaleza creativa, ella necesitaba estar siempre en evolución y tener distintas oportunidades para desarollarse libremente.

Volver a los orígenes es el tema que la inspiró, de hecho, para la nueva línea, que se basa en un reencuentro con los colores de las piedras naturales, preciosas y semipreciosas. Según Francisca, los zafiros son realmente importantes, a la par con las aguas marinas, los rubíes y las esmeraldas.

 

“Dimos un enfoque muy importante a los aros, ya que un gran par logra que una mujer se vea espléndida y destaque por sobre todas. Estoy muy complacida porque la respuesta ha sido realmente sensacional y hemos tenido que generar más y más joyas, y cada una ha logrado ser especial”, afirma.

Asimismo, Francisca sostiene que normalmente se siente muy cercana a las piezas que crea, porque están pensadas en una mujer muy similar a ella. “Me refiero a mis hermanas, amigas y clientas, por lo que me queda muy cómodo hacerlo”, dice.

A pesar de que el foco de esta línea esté centrado en los aros, la diseñadora cuenta que son los anillos sus grandes objetos de deseo.
“Si tuviera que elegir solo uno, sería un anillo que simboliza un momento muy especial en mi vida: cuando cumplí 40 años. Fue creado y confeccionado por Mery Satt y es realmente espectacular”. En honor a la familia, aspecto realmente fundamental en la vida de Francisca, lleva una pulsera de oro amarillo por cada uno de sus hijos, piezas que considera inmensamente simbólicas.

 

“Cada vez que viajamos tenemos comenta- rios tan positivos en relación alo especiales que son las joyas Mery Satt, que siempre quiero usarlas”, confiesa. “Mi trabajo ha sido una fuente de grandes satisfacciones en mi vida; nuestro negocio realmente es muy lindo, muy armónico”, dice.

Y es esta misma armonía lo que busca en sus ambientes, particularmente en su espacio personal, ya que revela que las oficinas de trabajo se centran más en temas administrativos y reuniones y no poseen tantas cosas que la inspiren. “Mi casa, sin embargo, funciona como mi conexión al diseño”, opina. Y se nota. Su hogar es amplio, lleno de luz que invita admirar la belleza de los detallesque abundan en cada rincón y que gatillan su imaginación. Dice sentirse cómoda en espacios que la inspiren, que estén llenos de todo lo lindo, pero con armonía.

“Es aquí donde pienso sobre las nuevas colecciones, donde puedo ver libros, revistas o algún programa de televisión que me interese e inspire”. Si tuviese que es- coger un lugar favorito, lo más probable es que sería su jardín, lugar donde logra pensar con claridad sobre qué es lo que quiere hacer.

“Me gustan las telas, las flores y las plantas. Respecto a los colores, prefiero los tonos celestes y azules, que siempre han sido mi sello, quizás porque mi piedra favorita es el aguamarinas”, sostiene.

Para su estilo de vestir, Francisca dice amar un look moderno, pero un tanto formal, y es fanática de los blazers, especialmente los de Polo. “Mis zapatos favoritos son de la marca Coat que me he ido comprando en todos los colores, ya que son muy cómodos. También me fascinan las carteras negras. Siempre compro de otro color y termino sin usarlas”. A pesar de que su estilo es más clásico y atemporal, su hogar, por su lado, siempre va cambiando sus formas y colores. “Esta casa siempre está en evolución, ya sea por algo en construcción o porque voy cambiando la decoración”, confiesa.

Su vida, en cambio, no pareciera necesitar ningún cambio en su decoración: “Me encuentro en un minuto donde siento que si mi futuro se mantuviera como es hoy, me haría muy feliz. Creciendo, consolidando nuestra familia, poniendo cada vez más importancia en los demás y creando una colección de Mery Satt que siempre represente y haga felices a las mujeres actuales”, dice.

Francisca ha sabido llevar la magia de inspiración que haya en su espacio personal a las piezas que crea, logrando un encuentro entre el arte, el diseño y la joyería. “Me veo siempre trabajando con mis hermanas de la forma armónica y cariñosa que lo hemos hecho hasta ahora y, por supuesto, disfrutando de mi familia”, finaliza.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después