facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Hospedaje de altura

Hospedaje de altura

Tres hoteles en tres destinos muy distintos entre sí. ¿Qué tienen en común? Todos se encuentran en Estados Unidos y ofrecen la mejor experiencia de viaje posible. Bienvenida al viaje de tus sueños.

ARCHER HOTEL, NUEVA YORK

En el Midtown de Manhattan, en la 38 entre la quinta y la sexta avenida, encontramos este hotel boutique de 22 pisos de altura. A unas calles de Bryant Park o Times Square, la elegancia de Archer se funde con su alma creativa, imitando el sentir del Garment District, ese lugar donde nació lo que conocemos como el “estilo americano” y que ahora está inundado de galerías de arte, restaurantes y tiendas de moda. Desde una de sus 180 habitaciones, probablemente verás el Empire State y podrás disfrutarlo envuelto en una cama categoría cinco estrellas donde descansarás de largas caminatas por la ciudad en una bata y pantuflas de Frette. Los interiores del hotel son reflejo de su creador: aventurero, conocedor y anfitrión exquisito, con toques industriales en un ambiente refinado, relajado y chic. El servicio de su staff es amable pero no sofocante, al igual que la decoración de sus habitaciones: elegante y divertida a la vez, con una mezcla de texturas, colores y estampados.

Para comer puedes pedir a tu habitación –o ir al restaurante– un plato de Charlie Palmer Steak, la cadena de Ryan Lory cuyo menú se inspira en productos de artesanos locales. Si prefieres una comida ligera y un trago rápido, anda al Foyer Bar, y no te pierdas la vista espectacular del Spyglass Rooftop Bar, tan alto como el nivel de su coctelería. En este lugar todas las horas son felices, y para entrar en ambiente no te olvides de pedir uno de sus legendarios Manhattans.

AMANGIRI, UTAH

Como salido de un cuento, Amangiri ofrece la inolvidable oportunidad de despertar a las faldas de los imponentes paisajes del sudoeste de Estados Unidos. Aquí las habitaciones son minimalistas, con pisos de piedra y paredes de concreto que centran la atención en los imponentes cañones que se ven a través de enormes ventanales. Algunas incluso cuentan con terrazas privadas al aire libre y piscinas infinitas rodeadas por 240 hectáreas de roca desértica.

Las opciones de esparcimiento son casi tan infinitas como el cielo que se funde con las dunas majestuosas: caminatas, arte al aire libre, viajes en globo, paseos en kayak o a caballo… En cuanto a la cocina, en su restaurante cuentan con ingredientes y recetas locales como pizzas, sándwiches o hamburguesas, pero con el sello de calidad y el ambiente de lujo natural que sólo Aman sabe ofrecer.

SOHO HOUSE, CHICAGO 

La ciudad de los vientos nos recibe con calidez en Soho House, el club privado que nació en Londres para miembros de las industrias creativas. Una fábrica de 1907 –localizada en el Fulton Market District– aloja este hotel que busca ser una casa lejos de casa, con habitaciones cómodas decoradas con una estética vintage que pueden incluir una ducha al estilo rainforest, camas con sábanas de algodón egipcio y un minibar que encantará a los amantes del whisky y el té. Vale la pena visitar su spa, Cowshed. En el innovador Chicken Farm Shop, de la autoría de James Garron, puedes comer todo tipo de aves al carbón o rostizadas; y en el Fox Bar, probarás las creaciones de Ronnie Higgins y Rob Guevara, dos estrellas de la mixología. El último piso es genial: una piscina con una vista inolvidable de la ciudad (foto portada arriba).

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después