facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Karlie Kloss: Pasión Feminista

Karlie Kloss: Pasión Feminista

Viajamos hasta Nueva York para el lanzamiento de Good Girl Légère, la nueva fragancia de Carolina Herrera, de la que la maniquí es rostro. En esta entrevista nos dejó en claro por qué con solo 25 años se abre camino en la industria con pasos cada vez más firmes. 

 

Por Agustina Martínez desde Nueva York

En medio del lanzamiento de Good Girl Légère, la nueva fragancia de Carolina Herrera, la rubia se pasea por el salón posando para selfies y fotos de prensa. Los stilettos que lleva son tan perfectos que parecen inspirados en su figura y refuerzan el sentido del lema de la campaña #GoodToBeBad inspirado en los conceptos de empoderamiento y feminidad, de abrazar ambos lados de ser mujer: femenina y dulce, como también sensual.

Más allá de que su pareja sea hermano del yerno de Donald Trump, la ex modelo de Victoria’s Secret no tiene problemas de decir lo que piensa. En 2016 se pronunció a favor de Hillary Clinton a través de su cuenta personal de Instagram y este año marchó por las mujeres y junto al movimiento estudiantil “Por nuestras vidas”, en contra de las armas. Va de frente. Tampoco se arruga cuando opina sobre los casos de abuso y acoso sexual en Hollywood, que se tomaron los medios los últimos meses:

“Este año ha sido interesante. Estas conversaciones son importantes, tienen que salir a la superficie. Llevo 10 años en la industria, y nunca tuve ninguna experiencia de abuso ni acoso, pero eso no significa que no exista…

 

El primer paso para que esto cambie es el cuidado, el hecho de que salga a la luz. En esta industria, y en muchas otras, hay cosas en las que seguramente podemos ser mejores: se empezó a ver por ejemplo, mucha más diversidad en las pasarelas, en la moda también se cambiaron los estándares de medidas y las formas de cuerpos. Creo que hay muchas fases de la industria que tienen que seguir profundizando porque el mundo de la moda y los medios son una influencia muy grande para mucha gente así como lo son muchas otras industrias. El hecho de que desde aquí se esté hablando de estos temas, es un primer paso”.

Con una expresión reflexiva en su rostro, Karlie asegura: “La palabra feminismo tiene muchos significados. Desde mi lugar en la industria, tomo con responsabilidad el mensaje que queremos, el de intentar llegar a la versión más segura de una misma”.

GÉNERO Y FILANTROPÍA

Karlie siempre ha dejado en claro sus ganas de crecer. Tiene un carrera en ascenso y no fue en vano que se bajara de la pasarela más importante del mundo para llevar su destino a una vida con muchos más frentes abiertos, sin dejar de lado la industria fashion que tanto le apasiona. Junto a un equipo de profesionales de la informática, la rubia es la cabeza de Kode with Klossy, una ONG dedicada a enseñar programación a niñas y adolescentes con pocas oportunidades de alcanzar estudios universitarios. Son valores que comparte con su pareja. De hecho, Kushner consiguió hacer su propia fortuna alejado de su familia. Es dueño de Thirve, un fondo de capital de riesgo, que se convirtió hace años en uno de los principales impulsores de Instagram.

Se cree que cuando Mark Zuckerberg compró esta red social, el cuñado de la hija de Donald Trump ganó entre 50 y 100 millones de dólares. En 2016 la revista Time la nombró como un ícono de la mujer millennial y en conversación con Harper’s Bazaar reveló su secreto -o al menos nos hizo creer eso-:

“Tengo suerte en todo lo que me pasa. Pero para mí esa palabra es la combinación de trabajo duro y oportunidad. Estoy rodeada de gente que me acompaña y me ayuda a tomar buenas decisiones. Se trata de estar en el lugar y momento indicado”.

“Carolina y su hija enmarcaron en una fragancia estos aspectos. La mujer moderna se puede ocupar de verse y sentirse bien, pero también de todo lo demás”, contó a Harper’s Bazaar al ser consultada por su adhesión a participar en la campaña de Good Girl. Al momento de esta entrevista, Nueva York se convertía en la ciudad en la que Karlie, además de trabajar, estudia.

En medio de shootings, presencias y conferencias, la maniquí norteamericana le dedica mucho tiempo a su formación profesional. “Me tomo muy en serio mis clases en la universidad. Soy muy joven y siento que tengo mucho por aprender: me gustan los cursos sobre feminismo, ciencias informáticas y lenguaje, porque amo escribir”.

ACTIVISMO PÚBLICO Y ESFERA PRIVADA

Junto a su pareja, el empresario Josh Kushner, cuñado de Ivanka Trump, Karlie Kloss se muestra frecuentemente en manifestaciones públicas para apoyar alguna causa. De hecho, se les ve mucho más juntos “paparazzeados” en la calle que desde sus propias redes sociales. En cuanto a su vida privada, la modelo eligió seguir una estrategia promocional en redes completamente diferente al de las influencers de hoy, recurriendo a la esfera virtual solo para publicitar su trabajo y, sobre todo, para cultivar ese halo de misterio sobre su intimidad que nos hace recordar con nostalgia a las grandes estrellas de épocas antiguas.

“No es que haya querido ser tan discreta con mi relación, pero estamos en una época en la que parece que ya no hay nada de misterio, y aunque no me quiero esconder del mundo, valoro la importancia de tener una vida privada y no necesito compartirlo todo. ¡Pero tampoco es que tenga nada que esconder! Carolina Herrera solía decir que una mujer que es un libro abierto, termina siendo aburrida”.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después