facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

Mi experiencia con el Apple Watch

Mi experiencia con el Apple Watch

Siempre creí que los smartphones grandes eran incómodos, hasta que llegó a mis manos el iPhone 6S Plus que, además de sorprenderme por su comodidad, es liviano, fácil de maniobrar y, como todos los productos Apple, muy amigable en su uso. Luego llegó el Apple Watch, el reloj inteligente que me permite navegar por internet, revisar emails, hacer llamadas, dar órdenes por voz y revisar mi actividad física. Con estos dos gadgets a mi disposición, mi upgrade tecnológico está completo y hoy, mi relación con la tecnología no puede ser más cercana.   

Si bien es un reloj grande que puede verse tosco en las muñecas delgadas (como es mi caso), sus correas se pueden ir intercambiando según la ocasión en que quieras usarlo. El mío tiene una fina de cuero rosado muy sobria y se ha convertido en mi accesorio más combinable, desde ir a la oficina hasta asistir a fiestas o matrimonios. Y es que en cada ocasión aparecen funciones que me hacen sentir que mi vida con él ahora es más fácil (sí, a veces siento eso), o, al menos, me siento más en control del síndrome de la hiperconectividad y dejé de lado el vicio de tener que estar todo el día con el celular en la mano. Cuando estoy en la calle, el teléfono va bien guardado en mi cartera y, si alguien me llama, amo poder contestar desde mi reloj las llamadas al más puro estilo Dick Tracy, o bien poder hacer llamadas cortas cuando estoy apurada y tengo que preguntarle a alguien lo justo y necesario. Ése si que es un gran plus que también valoro mucho cuando voy manejando… ¡Y todo desde mi muñeca!        

Wp-smartwatch-apple-740

Para las fanáticas de las redes sociales, el Apple Watch también permite responder al instante correos o posteos, ya sea dictando la respuesta o eligiendo una predeterminada o personalizada en texto o emoticón. Pero lo que más me tiene entusiasmada de esta experiencia es el ítem “actividad”, donde el reloj mide todos mis movimientos: puedo saber cuántos pasos doy al día, cuánta actividad física realizo, cuántas calorías quemo y hasta me avisa cuándo es hora de pararme porque llevo mucho rato sentada (es como un pequeño personal trainer). ¿Cómo funciona? La actividad física diaria se mide con tres anillos. El anillo de “pie”, que registra el caminar; el anillo “movimiento” que indica las calorías quemadas; y el anillo “ejercicio”, que cuenta los minutos de actividad física. La idea de este sistema es completar los tres anillos diariamente para así lograr mis metas de actividad física. Y al final de cada día, trato de que así sea. Por ejemplo, si me falta poco para completar alguno de ellos, trato de caminar más o de permanecer más tiempo de pie para lograr los objetivos autoimpuestos, que pueden ir desde mantener un estado físico saludable (que es mi caso) hasta complementar esta actividad con una dieta para bajar de peso. Con esto, ya no quedan excusas para decir que “no nos llegó el whatsapp” o para las  promesas del tipo “el lunes empiezo con el deporte”. El Apple Watch es un dispositivo increíble para usar la tecnología a nuestro favor y estar conectadas con mucho estilo. Lo que es yo, cada día descubro alguna cosa nueva, y eso me tiene fascinada.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después