facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

#PASEVIP Días de hotel

#PASEVIP Días de hotel

–At your service, muy buenas tardes Sr. Solano, mi nombre es Lucía ¿en qué le puedo asistir?

Es la primera respuesta inmediata ante la llamada de cualquier huésped. Las solicitudes más exigentes pueden llegar a diario desde las 205 habitaciones, y el espíritu será siempre cumplir con cada uno de los deseos y necesidades de los visitantes; así lo dicta el estándar mundial de los hoteles que llevan el legendario nombre: Ritz-Carlton.

Un nuevo día comienza en calle El Alcalde 15. La puerta principal, de madera y cristal, es abierta por los doormen, que saludan a cada huésped a su arribo; un chandelier de cristal ha sido testigo de innumerables llegadas y partidas; el olor a flores frescas se puede percibir en todo el lobby y una cálida bienvenida viene desde el front desk. Un hotel como en el que trabajo desde hace varios años, guarda un sinnúmero de historias impregnadas de lujo, sofisticación y la noble tarea de hacer sentir a los visitantes como en su casa.

Una de las que más sorprende es la de una pareja que visitaba por vez primera Santiago, quienes durante su estadía recibieron la inesperada noticia de que serían padres por primera vez. Enterado el personal del hotel de las novedades de la habitación 617, inmediatamente el departamento de ingeniería trabajó en madera una cigüeña con delicados tonos pasteles, la que reemplazó la placa habitual -cuidadosamente removida-, dejándolo en la puerta la señal de que habría un nuevo integrante en la familia.

ritz-2

–¡Se extraviaron los pingüinos! , balbuceaba una huésped, muy apenada porque los pingüinos de peluche habían comprado a sus nietos de regalo se habían perdido en el aeropuerto.

Tal vez la solución más fácil era no involucrarse en el problema, pero las Damas y Caballeros del hotel fueron entrenados para otra cosa. Rápidamente compraron dos nuevos pingüinos, los que fotografiaron en varios rincones del hotel. Finalmente fueron despachados en una caja a Estados Unidos, acompañada un sobre con las fotografías, y una nota dirigida a Ann y Cris donde se les explicaba que sus nuevo amigos habían decidido pasar unos días más en Santiago, visitando los diferentes lugares de The Ritz-Carlton Santiago, razón por la que habían llegado unos días después. Esta anécdota incluso llegó a las pantallas de CNN.

Y como cada día tiene su afán, fui testigo de un cumpleaños infantil que supongo fue único. Ansiosos esperábamos la llegada de Marina –amante de los caballos y la repostería- quien celebraría su cumpleaños número 7 con nosotros. Cocineros chef de pastry y sous chef con gorros de cumpleaños esperaban a la festejada; globos y cintas decoraban el lugar con pequeños detalles de su animal favorito, todo dispuesto para que la pequeña cumpliera su sueño: cocinar su propia torta como una profesional. Merengues, bizcochos y diferentes salsas esperaban para ser trabajadas por las pequeñas manos, transformándolo en un hermoso pastel cubierto de fondant.

Pero quizá las historias de amor son las que más emocionan. Entre un lote de maletas acomodadas en el piso de mármol del hall, esperaba sentado un nervioso novio. Su futura prometida llegaría esa noche para ojalá comprometerse después de cinco años. En su bolsillo, una pequeña caja de terciopelo azul con un precioso brillante. Tuvieron una cena romántica con velas y champagne y luego, en el exclusivo y reservado piso 15 y con la ciudad a sus pies, vino la pregunta de la noche que terminó con un: sí acepto.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después