facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle

3 respiraciones de yoga para comenzar y terminar bien el día

3 respiraciones de yoga para comenzar y terminar bien el día

En yoga, existe una rama que se concentra específicamente en respirar. Su nombre es Pranayama y, en palabras simples, manipula el “prana” (energía vital) a través de ejercicios de respiración que revitalizan el cuerpo (efecto físico), aclaran la mente (efecto psicológico) y alcanzan estados superiores de consciencia (espiritualidad).

De acuerdo al instructor de yoga de Hard Candy Fitness, Pablo Salas, en yoga existen prácticas de respiración que son inductoras del sueño, al mismo tiempo que existen otras que estimulan los estados energéticos fuertes. “Para despertar y terminar bien el día, una de las respiraciones más básicas de Pranayama es Ida y Pingala, que representan la energía femenina y masculina de una persona. En el caso de Pingala, la respiración se hace solamente por el cornete nasal derecho, tapando el izquierdo con los dedos. Aquí debes respirar en forma profunda, con la columna erguida y ocupando los tres planos de tu abdomen. Inspiras y exhalas por un par de minutos, o por el tiempo que quieras, pero siempre contando respiraciones pares”, explica.


Ida y Pingala

De acuerdo a la filosofía de Pranayama, la relación específica entre la fosa nasal izquierda (Ida) y la derecha (Pingala) es que ambos son puntos de entrada para los canales del cuerpo, también conocidos como nadis, por donde fluye el prana. Ida representa a la energía de la mujer, a la fuerza mental, a la intuición y a la luna, mientras que Pingala es la energía del hombre, de la fuerza supramental, la lógica y el sol.

“Para la inducción del sueño, que es el caso de Ida, se ocupa solamente el lado izquierdo. Tres minutos respirando en forma profunda, ocupando los tres planos del abdomen y respirando por el torrente nasal izquierdo”, agrega.

-Entonces ocupamos Pingala para despertar e Ida antes de irnos a dormir…

-Sí, pero existe otra respiración que yo recomendaría más para la mañana. Esta se llama fuelle y también es conocida como respiración de fuego o respiración de dragón. Este tipo de respiración da energía, eleva tu metabolismo y hace un trabajo abdominal importante, pues concentra la movilidad en esta zona específica. La haces de la siguiente manera: Uno inspira y el abdomen se infla, exhalas y el abdomen se contrae con fuerza. Todo esto durante 30 segundos o 1 minuto, y de manera rápida.

-¿Cómo podemos asegurar que lo estamos haciendo bien? 

-Lo primero es trabajar con la columna bien erguida. Lo segundo es que, cuando recién estás empezando, puedes ayudarte llevando tu mano al abdomen para sentir la contracción de la exhalación. Esto lo debes hacer sin presionar. Solo tocas cuando exhalas, así ayudas al abdomen a concientizar que tiene que contraerse. La clave es entender que la contracción no ocurre por la fuerza, sino porque uno bota el aire. En 30 segundos quedarás híperoxigenado y reactivado en todo tu cuerpo.

-¿Cuál es la mejor manera de ocupar el fuelle? ¿Puede hacerlo una mujer embarazada? 

-Recomiendo partir con una respiración profunda: 5 ó 6 respiraciones sentado en indio, con la columna erguida y ocupando los tres planos del abdomen. Ahí estás logrando conciencia. Después de esa respiración haces el fuelle, pero si quieres ir más allá, puedes respirar profundo, realizar una rutina de yoga para despertar tu musculatura y al terminarla, respiras con fuelle. Muy importante: El fuelle NO es para embarazadas. El yoga para embarazadas es una especialidad en sí y debe hacerse con sumo cuidado.

Pablo Salas es instructor de yoga con más de 20 años de experiencia. Sus estudios incluyen varios estilos de la disciplina aprendidos en Chile, Nueva York y otros países de Sudamérica. En nuestro país lo encuentras en su estudio de yoga personal Yoga Kam y en Hard Candy Fitness, específicamente en las clases de Yoga Muro. 

Créditos Fotografías: Istock y Getty Images

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después