facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Lifestyle, galería

Una escapada a México

Una escapada a México
Ver galería | 11 Fotografías
Una escapada a México

Hace casi seis meses recibí una invitación increíble, una amiga quería que la acompañara a celebrar el día más especial de su vida; su matrimonio. Tan único como ella, el evento no sería en Chile, sino que en México, en una ciudad llamada Oaxaca de Juárez, capital del estado de Oaxaca. Un mundo de tonalidades fuertes perdido en el país azteca…

Esta localidad tiene un centro histórico lleno de casas antiguas, entre sol, arena, colores y monumentos. Entre ellos está el Templo de Santo Domingo, una edificación estilo barroco del año 1500, que te deja sin aire en el minuto que te paras en frente de él, por su tamaño, por los detalles en su interior y por el dorado profundo que cubre hasta el rincón más escondido del lugar. La gastronomía es definitivamente otro de los fuertes de esta zona, que sorprende con sus combinaciones de chapulines (una especie de saltamontes fritos) con cactus y platos con flores o plantas. Todo siempre acompañado de un exquisito mezcal de fabricación local. Uno de mis restaurantes favoritos: Los Danzantes. Si van a Oaxaca, definitivamente deben ir ahí.

Una ceremonia Oaxaqueña

Con un clima caribeño, Oaxaca genera un ambiente perfecto para una celebración. Trini, la novia, y Duff, el novio, invitaron a sus amigos de Chile, México, Estados Unidos e incluso Japón a este, el día más importantes de sus vidas. Eran las cuatro de la tarde de un sábado, todos los esperábamos con 30 grados de calor y un cielo que amenazaba lluvia, un cóctel de mezcal en la mano y un colorido abanico en la otra.  Todo en una terraza de un segundo piso ubicada frente a la entrada de un museo histórico de la ciudad. De fondo un grupo tocaba música ambiental relajada. Pasadas las cuatro y media llegaron los protagonistas. Luego de una sesión de foto en los lugares típicos del pueblo, entraron de la mano y frente a un maestro de ceremonia que vestía una especie de guayabera con jeans, escucharon las palabras de sus amigos y se juraron amor eterno.

Al momento de gritar “¡Que vivan los novios!”, comenzaron a sonar trompetas, guitarras y todos se acercaron a la terraza para ver que, en el primer piso, un festival de personas vestidas con trajes típicos de la zona, dos muñecos gigantes que representaban a los novios, mujeres con flores y una esfera que decía Trini y Duf nos esperaban en la calle. Era hora de la calenda; un desfile por las calles de Oaxaca, con música, todos los invitados caminando junto a los novios, una wedding planner repartiendo mezcal, sombreros de paja, baile y mucha alegría.

6

La caminata nos llevó al hotel en que se alojaban Trini y Duf, llamado Casa Oaxaca. En el lugar tocaba una banda de reggae mexicano y junto a ellos nos esperaba un patio con árboles adornados con velas, que se mezclaron con el atardecer de la ciudad. El hotel entero estaba cerrado para la celebración, todas las habitaciones estaban ocupadas por los invitados y familia, lo que hizo que la fiesta siguiera hasta el amanecer.

Este se convirtió en uno de los matrimonios más lindos y emotivos a los que he ido, Oaxaca definitivamente es un lugar que tiene una mística especial y además cuenta con wedding planners expertas en matrimonios en esta zona, quienes se encargan desde los pasajes de los invitados hasta de que los novios disfruten sin preocupaciones el día más feliz de su vida. 

Tulum, una playa necesaria

Luego de tanta felicidad, cerramos las maletas nuevamente y partimos a Tulum, ciudad que bordea la costa del mar Caribe en el Estado de Quintana Roo, en el sureste de México. Desde el minuto en que llegamos al hotel nos enamoramos del lugar y definitivamente fue un cambio, ya que pasamos de la historia y los colores de Oaxaca, a una playa paradisíaca que te recibe con la temperatura perfecta.

Hostal Posada Puntapiedra fue nuestro hogar por una semana, un espacio de encuentro que cuenta con máximo doce piezas y donde las luces de apagan a las diez de la noche, entregándonos calma y desconexión. En la playa de Tulum,  pueden encontrar muchas opciones de alojamiento, de todos los precios y para todos los gustos. La calle principal de este sector cuenta con hoteles y hostales, la mayoría con salida a la playa, la que es pública, pero también con sectores privados.

Arena blanca y aguas turquesa, esa era la imagen con la que despertaba todos los días. Tomábamos desayuno con vista al mar, caminábamos por la orilla de la playa y descansábamos en hamacas durante la mañana. Las tardes eso sí eran turísticas. El primer día arrendamos bicicletas y recorrimos hacia el lado de las ruinas de Tulum, hasta llegar a Playa Paraíso, uno de los lugares más lindos de la zona.

7

El segundo día fuimos a los cenotes, que son reservas de agua que pueden ser subterráneas, contenidas en espacios erosionados por el tiempo o por la misma agua. En resumen, son lagunas escondidas. En gran parte de los cenotes, que están ubicados por toda la Riviera Maya, puedes nadar o bucear con ayuda de un guía. Es un must que no puedes dejar de hacer, ya que te puede tocar desde nadar con peces de colores hasta entrar a una cueva subterránea repleta de murciélagos.

Otra cosa que no puedes dejar de hacer si estás en Tulum, es ir a visitar las ruinas. Hay muchas en la zona y es un poco difícil ir a todas, pero algunas que recomiendo son Chichén Itzá, Xcaret, Xaman-Ha y la zona arqueológica de Cobá. Esta última es realmente impactante y te da la posibilidad de subir 110 escalones de una ruina, a 42 metros de altura, lo que se aleja de ser seguro, pero que definitivamente es una aventura.

También Tulum te da la posibilidad de ir a nadar con tortugas o si tienes más tiempo, puedes ir a darte una vuelta a Isla Mujeres, una maravilla del Caribe. Las posibilidades están en usar bien tu imaginación y disfrutar cada momento de estos lugares maravillosos. Eso sí, el regreso a casa después es duro.

Twitter e Instagram: @paola_cid

Créditos Fotos matrimonio: Nikhol Esteras Photography - www.nikholesteras.com :

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después