facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

24 horas con Bárbara Briones

24 horas con Bárbara Briones

La diseñadora nacional, Bárbara Briones, radicada en Nueva York comparte los detalles de su rutina mientras revela cómo es trabajar con su equipo en Chile.

6:30 A.M A esta hora nos despertamos todos en la casa. No podría decirse que soy una ‘persona de mañana’. Pero mi hijo de tres años y mi hija de dos, son mis despertadores y me han cambiado la vida completamente. A esta hora me gusta preparales el almuerzo para que se lo lleven al jardín.

7:00 A.M Mi marido se va a trabajar y con los niños tomamos desayuno juntos. Solemos comer avena con frutas o a veces nos mimamos con unos panqueques de Buckwheat. ¡Todo sin azúcar!

3

8:00 A.M Nos preparamos para salir, lo que implica vestirme y vestirlos. Es una maratón, todos corriendo por la casa. Por lo general, yo me visto con jeans y zapatillas porque es lo más cómodo. Lo importante es llegar a la hora.

8:30 A.M Me gusta la idea de llevarlos al jardín en la mañana.Vivimos en el sector de Tribeca en Nueva York y nuestra vida transcurre en este barrio donde todo nos queda relativamente cerca, por lo que hacemos todo a pie. Nos encanta caminar y recorremos con el coche de los niños sin problemas.

9:00 A.M Voy a mi cafetería preferida por un Matcha Green Tea Latte, que es una fantástica alternativa para no tomar tanto café, y me conecto con mi equipo en Chile. Revisamos y planeamos la producción, verificamos modelos, materiales y tiempos. Mi equipo es realmente increíble y me siento afortunada de tenerlos. Me gusta no trabajar en la casa porque me concentro mejor. Además, Nueva York es una ciudad inspiradora y fascinante.

5

10:00 A.M Voy dos veces a la semana a clases de cerámica en torno al West Village. Me gusta mi grupo porque es divertido.

1:30 P.M Desde que me mudé a Nueva York he adquirido el gusto por cocinar y hacerlo de una forma sana, evitando azúcares y gluten. Mis ingredientes favoritos son el agave, leche de almendra y harinas sin gluten. Mi hermana era cocinera y cada vez que cocino siento que me conecto con ella.

2:30 P.M Sigo trabajando desde mi casa con mi equipo en Chile. Admito que trabajar a distancia fue difícil en un comienzo, pero con el paso del tiempo hemos adquirido una modalidad y disciplina que nos acomoda. Además, el avance de las tecnologías nos permite tener una relación de trabajo mucho más eficiente. Actualmente tenemos nuestra tienda en Santiago (Alonso de Córdova 4098, Vitacura) y también tenemos disponible venta online para Chile y otros países. Hoy estamos evaluando la posibilidad de expandirnos nuevamente al exterior, pero para ello necesitamos crecer productivamente y en infraestructura.

5:00 P.M Trato de hacer actividad física dos veces por semana. No soy fanática de los gimnasios. Pero hace poco encontré un lugar donde hacen spinning en el agua con música clásica. Es muy renovador.

6:00 P.M Vuelvo a mis tareas de mamá. Mis hijos son chicos y no quiero perderme sus etapas. Tengo suerte de trabajar en la casa y poder compartir tiempo con ellos.

22

7:00 P.M Comemos en familia y de vez en cuando lo hacemos afuera. Vivir en Nueva York y ser madre me abrió los ojos sobre la importancia de la alimentación y los ingredientes que se usan en la cocina. Actualmente estoy tomando cursos de cocina enfocados en la comida sin gluten porque mi marido es alérgico.

8:00-8:30 P.M Mi marido o yo acostamos a los niños. Es importante que tengan calidad de tiempo con cada uno.

9:00 P.M A pesar de que estamos cansados a esta hora, nos damos el tiempo de tomar una copa de vino, leer un libro o ver una película. En series me encanta Homeland, de hecho ¡estoy esperando la nueva temporada! También veo Girls. Hace poco vi el documental Mapplethorpe y me llamo bastante la atención. En libros estoy leyendo Just Kids de Patty Smith.

10:00 P.M ¡Hora de dormir! Me lavo la cara solo con agua, apago mi teléfono y alejo todo lo electrónico.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después