facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

24 horas con… Kika Neumann

24 horas con… Kika Neumann

La diseñadora de vestuario chilena, que acaba de presentar su nueva colección Primavera/Verano 2018 en el Mercedes-Benz Fashion Week Chile, nos revela su agenda diaria.

7:30 A.M. Me levanto entre esta hora y las 8.30 A.M., siempre dependiendo de lo que tenga que hacer. No soy muy amiga de las rutinas. Tomo té y jugo de naranja al desayuno, me
guío según el día y el tiempo. A veces un pan integral con jamón, otras yogur con fruta o huevos revueltos. Trato de comer proteínas en la mañana para no estar con mucha hambre a mediodía.

8:30 A.M. Ordenar la casa es un muy buen ejercicio para la mañana, después hago el almuerzo para llevarlo al taller. No tengo grandes rutinas de belleza; me lavo la cara con agua y uso solo crema humectante, y no me maquillo en el día. Ahora último me estoy echando agua de manzanilla en el rostro durante toda la jornada para no estar con rosácea.

9:30 A.M. Llegando a la oficina me hago un café y retomo el trabajo de costura que dejé el día anterior. Todo lo que tenga que ver con el oficio de coser es ideal hacerlo durante la mañana porque es el momento más fresco y energético para mí. La costura es sumamente anímica y hay que cuidar ese espacio. Más adelante, el día se empieza a complicar y empiezo a solucionar problemas de producción, voy a ver el trabajo del sastre y a atender a mis clientas.

11:00 A.M. Quienes compran mis diseños saben que estoy detrás de cada pieza y de todas las decisiones de la marca, eso genera una relación distinta con el vestido que llevan. Así es que me tengo que dividir en múltiples actividades, la fórmula que he encontrado para llegar a puerto con las colecciones, entre las entregas de clientas y desfiles, es parcelar el tiempo de la semana en porcentajes: un 40% en trabajo de taller, 20% producción, 20% ventas, 10% investigación, 5% comunicaciones y 5% contabilidad. Depende de los objetivos a corto plazo voy organizando la semana para hacer estas actividades. Entonces es cero rutinario, lo único que hago fijo todos los días es sentarme a coser en el taller; para mí, el contacto con los materiales es lo que le da sentido a todo el resto.

Las piezas de mi colección siempre parten desde el material, son los géneros los que me dicen lo que tengo que hacer, junto con un proceso de estudio periódico de tendencias globales, observación de las necesidades y estilo de vida de mis clientas y el imaginario de la marca. Diseño las piezas de la temporada y luego las hago realidad, en el camino me topo con muchos accidentes y he aprendido a incorporarlos como parte del proceso de diseño.

Desfile @kika.neumann #mbfwchile #elitechile

Una publicación compartida de Elite Model Management Chile (@elitemodel_chile) el

12:00 A.M. Coordino con el equipo. Las personas claves están en el área de la producción de las piezas, una familia de sastres, padre e hijo con los que trabajo hace cinco años y una costurera que me apoya desde los inicios. Los respeto y admiro mucho porque conozco las dificultades del oficio y aprecio el amor y dedicación con el que trabajan. Soy una gran consumidora de estética, me gustan las artes visuales, la decoración, la luz y la belleza, pero a pesar de eso no creo mucho en la inspiración para hacer mi trabajo. Pienso que lo creativo nace del resultado de una serie de decisiones particulares. El punto de partida para mí es siempre desde un impulso práctico y material.

14:00 P.M. El Barrio Italia es ideal para despejar la cabeza, lo conozco bien y sé donde ir. Camino, miro los muebles en Caupolicán, me tomo un helado, los de cacao 100% de Xoco por Ti son impactantes. También me encanta almorzar con alguna clienta en el taller o llevarlas a In Pasta, un local chiquitito que tiene una comida que es realmente como estar en Italia.

15:30 P.M. Vuelvo a la oficina. Me concentro trabajando en una cosa a la vez, con los sentidos entregados a esa tarea específica. Mi tiempo límite ideal de concentración son tres horas, lo que no es poco. Después de eso tengo que cambiar de actividad.

18:00 P.M. A veces paso a ver a alguna amiga o voy al cine; conversar con los amigos es lo que más me relaja. Soy bien amistosa, me junto varios días a la semana con amigos al final del día, en sus casas, en la mía, en mi taller, y salimos a comer. Me entretiene muchísimo porque tienen vidas muy diferentes, de distintas edades, profesiones, solteros, en pareja, con y sin hijos. Me hace feliz compartir y sentirme parte de un mundo poco esquematizado. 

21:00 P.M. A veces llego como a las 9 p.m. después de trabajar y otras más tarde si se extendió la conversación con los amigos. Hace como seis meses que no tengo televisión y es genial, porque el tiempo se extiende enormemente. Me gusta leer el diario al final del día, estudiar alguna tema que me interese, revisar las colecciones internacionales.

23:00 P.M. Este es mi horario temprano, pero puedo quedarme hasta las 2:00 A.M si se extendió la comida con los amigos. Soy buena para dormir, me duermo aunque sea temprano y me haya tomado muchos cafés, pero en invierno me resulta imposible hacerlo sin guatero. Mis rutinas de belleza son bien sencillas, me quito el maquillaje y me aplico crema humectante; ahora uso una crema para la rosácea que me recomendó una amiga y un dermatólogo.

Créditos Fotografías pasarela: Eduardo Ángel Retrato: Cortesía de la marca

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después