facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Bordados mágicos

Bordados mágicos

Antes de que bordar con colores y relieves fantásticos se volviera una moda, la diseñadora y artista chilena Laura Ameba llevaba años enseñando la técnica en Argentina, España, México, Londres, París y Japón. Su sello lo definió en base a hilos delicados y puntadas mágicas que posteriormente la llevaron a publicar su primer libro de bordado en japonés “Special Embroidery” y que hoy la traen de regreso a Chile con un nuevo workshop.

Laura volverá con sus talleres de bordado “La Aguja Mágica“, además de su primer workshop “Iniciación al Crochet de Lunèville“, una de las técnicas de bordado clásicas de la Alta Costura. “La idea es partir desde la base más técnica, desde la técnica pura y dura, de la puntada original y dominarla a la perfección”, nos explicó una tarde de junio, en Santiago, adelantándonos sobre su próximo gran proyecto cuando volviera a Chile a finales de año.

laura-ameba

La historia de Laura como bordadora se inició en Barcelona, cuando llegó a estudiar bordado en la Escola de la Dona. Posteriormente se especializó en textiles de Alta Costura en la prestigiosa academia parisina Ecole Lesage, donde aprendió las técnicas con que casas como Chanel, Valentino, Dior y todas las legendarias firmas de alta costura, confeccionan sus atuendos. Finalmente, Laura descubrió el arte del bordado ruso —apodado por ella como bordado mágico— en la mítica calle Rosas, donde una inmigrante rusa conocida como la Sr. Wassa, le enseñó las bondades del bordado tridimensional.

Una de las particularidades del taller que Laura realizará a principios de diciembre en Santiago, son los materiales. “Los hilos serán los mismos que ocupan los estudiantes de Lesage y las casas de alta costura en Francia”, nos confiesa. Y es que el establecimiento donde forjó su especialización en bordado, fundado en 1924 como atelier y 1992 como escuela, obedece al legado de la familia de mayor renombre en la jerarquía de la alta costura: la familia Lesage.

1

Los inicios de esta casa de bordados se remontan al matrimonio de Albert y Marie-Louise Lesage, quienes iniciaron la elaboración de bordados y vestidos haute couture para couturiers como Charles Fredrick-Worth y Madame Vionnet. Cuando el hijo de ambos, François Lesage, asumió el taller a fines de la década del 40, sus artesanos se convirtieron en los creadores de las colecciones de Yves Saint Laurent, Pierre Balmain, Cristóbal Balenciaga y posteriormente, ya en la década de los 80, de Jean Paul Gaultier. Fue durante esa misma década que un joven Karl Lagerfeld, a cargo de la nueva dirección creativa de Chanel, comenzó a laburar junto a Lesage, para años más tarde invitar al atelier a formar parte de su filial Paraffection, dedicada a preservar y promover el legado de los talleres de alta costura de antaño y elaborar las colecciones para Chanel Metiers d’Art.

“Mi trabajo ahora es motivar a las personas a que tengan interés en esta técnica, para que puedan dedicarse a ello de manera profesional algunos de mis primeros alumnos están trabajando en firmas como Delpozo, Olimpia Le-Tam y Rosa Clara, y la importancia de compartir el conocimiento y materiales. Todo eso es muy bueno para que el oficio no muera, así que para mí ya es hora de contar algunos secretos de los procesos que aprendí en Francia”, nos explica la artista a días de comenzar su primer workshop “Iniciación al Crochet de Lunèville“, una técnica que introduce al uso del ganchillo Lunèville, con el que posteriormente se pueden agregar perlas y lentejuelas a un pedazo de tela sujeto a un bastidor muy especial. “(Además de la técnica) enseñaré desde cómo tomar una idea y transportarla al papel, el cálculo exacto para no desperdiciar material y todo el mundo de posibilidades que se abre cuando utilizas un bastidor que no es redondo, sino cuadrado y gigante”, finaliza.

3

El taller “Iniciación al Crochet de Lunèville” se desarrollará a partir de diciembre de 2016. Más detalles en el sitio oficial de Laura Ameba: lauraameba.bigcartel.com.

Créditos Fotografías: Rosario Oddo

Comentarios

  • Agradecida de establecer este contacto con algo q me apasiona el bordado. Ojalá y espero la vida me regale la oportunidad de aprender algo de la técnica de luneville. Antes de q la edad me prive de poder hacerlo. Saludos desde Venezuela.

Escribe un comentario

Leer después