facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Cómo usar jeans

Cómo usar jeans

No es necesario internarte en las profundidades de tu clóset para reconocer que la mezclilla se encargó de liberar el estilo. El denim es, por méritos propios, el uniforme de las mujeres del siglo XXI y pretende seguir siéndolo.

Jane Birkin con unos raw denim jeans y una estola de plumas color rojo cubriendo su pecho no es la primera imagen que visualizo cuando pienso en la mezclilla; pero, de alguna manera, parece tan natural, que no me cuestiono cómo pueden convivir esos tres elementos en una misma fotografía. En más de una ocasión me he preguntado qué es lo que tienen unos jeans a la cintura en color azul claro (una referencia a los años noventa y a la serie de TV, Beverly Hills 90210) o una camisa de mezclilla de estilo del oeste que nunca “pasan de moda”. En realidad no hay por qué darse un dolor de cabeza cuestionándose.

Es justo ahí –en una foto en la que los jeans se ven naturales y relajados junto a un accesorio de plumas– donde radica la clave de su permanencia en el estilo de las mujeres desde hace casi cinco décadas. No importa si conociste un par a través de la portada de una revista de moda o en las vitrinas de una tienda de departamento neoyorquina de lujo, todas las mujeres tienen por lo menos uno en su clóset.

Más importante aún sería el recuerdo de cuando los llevaron puestos por primera vez. Cuando una prenda que atraviesa por tantos momentos de fricción cultural se convierte en un clásico, nos preguntamos: “¿Qué sigue?”. Soy un firme creyente de que, en el caso de la mezclilla, es tan sencillo adueñarte de ella y adaptarla a tu estilo; en pocas palabras, convertirla en tu segunda piel.

¿Un look completo en denim a la Françoise Hardy? Seguramente lo has imitado… todas lo han hecho. El secreto para lograrlo con éxito se encuentra en elegir el par perfecto de jeans, junto a una camisa en el mismo tejido y tono de azul, con un calce que te envuelva por la cintura –no querrás estar en la oficina viéndote como un leñador canadiense. Cuando piensas en mujeres como Mary-Kate Olsen y Alexa Chung –quienes han conseguido crear un estilo propio incluso cuando llevan unos boyfriend jeans con una camisa blanca holgada, que bien pudieron tomar prestada de su novio– y en cómo logran lucir tan naturales y sin esfuerzo, probablemente te preguntes: “¿Qué estoy haciendo mal?”. No te compliques, solo asegúrate de que el look sea coherente. ¿De qué estoy hablando? No es que estemos tratando de resolver una fórmula científica. Pero sí es es importante considerar unas guías muy sencillas:

-Si eres de tamaño petite, te recomiendo que intentes evitarlos o, si los usas, que lo hagas con piezas estilizadas como un blazer o un top ceñido al cuerpo.

-Si eres alta y con piernas largas, abraza el estilo y lleva unos mocasines o loafers, que es la mejor versión del look.

-Siempre existirán los clásicos skinny (que de seguro ya son de tus favoritos); predilectos también de jóvenes it girls, como Kendall Jenner y Gigi Hadid.

¿Cuál sería el siguiente paso para apropiarte de un estilo que aparentemente todas dominan?  Llevarlos con accesorios atractivos como unas sandalias de tiras o unos Louboutin en color negro.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después