facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Diálogos de moda y arte

Diálogos de moda y arte

Cuando dos mujeres talentosas y empoderadas se unen para compartir visiones y conversar sobre aquello que les apasiona, el resultado es un diálogo fascinante. Aquí las confesiones de Purificación García y Drina Rendic. 

Una es diseñadora de vestuario y la otra una destacada gestora cultural. Ambas tienen en común su gran pasión por sus trabajos y su amor por el arte. Purificación García, una de las diseñadoras insignes de España, no siempre quiso dedicarse a la moda. Lo suyo era el emprendimiento, pero desde muy joven tuvo habilidades para la venta y el diseño. “Soy autodidacta”, asegura. “No tuve la suerte de ir a ninguna escuela internacional de diseño, como Parsons o el London College of Fashion”. Aun así, supo desarrollar un concepto de vestuario que hoy traspasa fronteras y que tiene presencia en mercados lejanos –para ella– y potentes como Estados Unidos, México, Panamá y, por supuesto, Chile. “En realidad, empecé vendiendo bolsos de playa”, confiesa Purificación, quien aprovechó el espíritu hippie que reinaba en los años 70 para crear diseños de estilo tie dye que incluían bastante trabajo manual. “¡Qué cosa más fantástica!”, exclama Drina Rendic, su anfitriona excepcional en esta cita que las reunió para conversar sobre sus inicios, pasiones y sueños. Todo en un marco de moda, arte y cultura.

Wp-purificacion-garcia-740-4

Drina es Ingeniera Comercial de profesión, pero tiene una carrera estrechamente ligada con la gestión cultural desde los años 80, cuando regresó a Chile después de haber pasado dos décadas viviendo entre Estados Unidos y Puerto Rico. En nuestro país se le asocia fuertemente con el mundo de las socialités, pero ella es muchísimo más que eso. “Comencé en la Sociedad de Amigos del Teatro Municipal y fui incursionando en las políticas públicas hasta que en 2006 el ex presidente Ricardo Lagos me nombró miembro del Consejo de Cultura”, explica. A ella se le atribuye el haber profesionalizado el rubro y ser pionera en abrir las puertas de la relación entre el arte y la empresa privada. Pero eso no era suficiente. Sus ganas de ir siempre más allá la llevaron a estudiar a Harvard, hace un par de años. Ahí cursó Relaciones Internacionales, donde egresó como la mejor alumna de su clase. Ahora Drina es la primera latinoamericana miembro del National Museum of  Women in The Arts, en Estados Unidos, y su bandera de lucha es lograr igualdad de oportunidades en los espacios públicos y en las artes para las mujeres. Hoy colaboran juntas.

DRINA RENDIC: ¿Sabías que en los museos de Estados Unidos solo el cinco por ciento del total de los artistas son mujeres? Y estoy hablando del Metropolitan en Nueva York, del LACMA en Los Ángeles. En Chile pasa lo mismo. Es necesario hacer una visualización mayor.
PURIFICACIÓN GARCÍA: Cuando supe todo lo que  estabas haciendo dije: “Tengo que colaborar con ella de alguna manera”. Estás haciendo una labor que a mí me llena.
DR: Yo sentí al revés. Vi un apoyo en Purificación García, como firma, y, ahora que nos conocemos, siento lo mismo, pero de una manera mucho más personal.
PG: Nunca he entendido por qué la cultura no se promociona más. Por ejemplo, ahora en España tenemos un 21% de impuestos para el teatro, cuando eso tendría que ser un regalo, un obsequio divino para la gente.
DR: Bueno, para eso se necesita que alguien lo financie. Debiera ser el Estado, pero siempre tiene otras prioridades por delante de la cultura. A las artes las miran como algo superfluo, y no lo son. Son el alma de un pueblo.

wp-dialogos-de-moda-03-740

Tanto Purificación como Drina pasaron buena parte de sus vidas en países extranjeros. Quizás fue en esa etapa nómada donde tuvieron que aprender a brillar con luz propia y a valerse por ellas mismas. Para ambas, la experiencia significó una apertura mental que las marcó fuertemente. Hoy, empoderadas y líderes en lo suyo, son grandes referentes y responden al modelo de Self Made Woman, es decir, a aquella mujer construida por sí misma, a pulso, a punta de trabajo y esfuerzo.

PG: La verdad es que me siento orgullosa y muy cercana a todas esas mujeres que realmente se han hecho un camino por sí solas. Vengo de una familia muy humilde, de un pueblo de Galicia perdido en la montaña, y volvería a trabajar igual mil veces más. Me gusta apoyar a la mujer con desafíos.
DR: Para mí ha sido algo que no he buscado, pero que de alguna manera se va dando cuando eres comprometida con lo que vas haciendo. Lo mío es intangible. Lo tuyo, ‘Puri’, es más concreto; se puede ver y tocar.
PG: ¿Pero siempre supiste que el arte era lo tuyo?
DR: No, para nada. Eso sí provengo de una familia donde se oía música clásica y se leía bastante. Nadie era experto, simplemente nos gustaba. Y no pienso que el reconocimiento tenga que ver con ser mujer, sino que con tener la capacidad de actuar según las necesidades que se vayan presentando. Hay mujeres que son ejecutivas y otras que son un cero a la izquierda, y pasa exactamente lo mismo con los hombres.
PG: En el diseño igual cosa. Hay muchas mujeres talentosas que compiten a la par con creadores estupendos de gran trayectoria. De eso se trata el arte.
DR: ¡Tu profesión es arte puro!
PG: Claro que sí, el arte para mí está en todo. Yo adoro la belleza, ¡no podría vivir sin ella! No sé bien ni cómo explicarlo.
DR: Tienes un gran sentido estético. En mi caso yo soy una herramienta del arte, estoy a su servicio. Lo que hago es reunir a los artistas con su público.
PG: ¡Pero eres una gran mecenas! Sin gente como tú el arte se moriría…
DR: Claro, pero tú apoyas con tu arte mi labor de reunir los públicos y promover a las mujeres artistas. Si no fuera por quienes apoyan con fondos, no tendríamos cómo promover la identidad de los artistas. Por eso digo que yo sirvo al arte. Y hablando de arte, ¿cuáles son las formas que te inspiran?
PG: Me gusta todo. Desde luego la fotografía –creamos el Premio de Fotografía Nacional junto a Chema Madoz–, pero también la pintura, aunque no soy una gran entendida, pero sí sé lo que felizmente me podría llevar a mi casa para observarlo cada mañana cuando me levante.
DR: Por supuesto, estar rodeada de belleza es un lujo. Pero para mí el arte va más allá de la pintura. También es la música, la literatura. Y me parezco a ti, ‘Puri’, en el tema de las artes visuales. Me interesan muchas escuelas y períodos, pero mi gran pasión es la ópera. Viajo por el mundo buscando conciertos. PG: ¡Tienes que ir a verla a Barcelona! Mi hija de hecho trabajó con José Carreras. Hoy tiene una firma de moda que se llama Sayan.
DR: ¡Arte y moda!
PG: Es una asociación fantástica. Yo colaboro con artistas de diferentes disciplinas. Una de ellas es Alicia Framis, quien desarrolló un bolso solidario con el propósito de llevar luz a la aldea India de Dallipur. Fue un trabajo muy inspirador.

wp-dialogos-de-moda-04-740

DR:  Yo pienso que la moda inspira el arte y el arte inspira a la moda. Por ejemplo, si vas a un museo, te das cuenta de que el arte también se basa en la moda a lo largo de los siglos. Los vestuarios de María Antonieta o de Las Cortes del Zar forman parte de sus colecciones permanentes. Quizás lo que estás creando ahora en unos siglos más ¡esté en el Metropolitan! (risas). Pero me interesa saber tu opinión sobre la mujer y la moda en Chile.
PG: Veo que está muy determinada por la edad. Siento que hasta los 45 hay una inquietud por encontrar algo que sea único y diferente, aunque hay un círculo con muy buen gusto que siempre viste impecablemente.  Vengo de un país en crisis donde todo está oscuro y apagado. Acá la gente se ve con ilusión y curiosidad.
DR: Hoy tenemos una movilidad social donde es mucho más fácil viajar y enterarse de lo que está pasando en otras partes, y los chilenos estamos atreviéndonos y aprendiendo sobre moda, pese a tener fama de ser desconfiados.
PG:¿Cómo así?
DR: Somos el país más desconfiado de la región y tenemos ciertos rasgos sociológicos que se traducen en temor. No quieres exponerte a la opinión ajena y tratas de llamar la atención lo menos posible. Yo creo que es también porque estamos en un momento de redes sociales muy fuertes, donde estás al alcance de todo lo que quieras y con la imaginación al poder. En mi caso, uso las redes para informarme, sobre todo Twitter, que ha sido una revelación para mí, y eso que llevo apenas un año usándolo. ¿Y tú?
PG: (risas) Yo me declaro alérgica a ellas.

Créditos Fotografías: José Moraga

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después