facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Entre hilos, telas e historias de ficción

Entre hilos, telas e historias de ficción

La moda es su fascinación y el cine su pasión. En los últimos cinco años, la chilena Raquel Gremler ha estado en Londres trabajando como vestuarista para el equipo de películas como “Alicia en el País de las Maravillas”, “Piratas del Caribe” y “Alicia a través del Espejo”, todas cintas con hazañas fantásticas y un vestuario propio de Hollywood. Sus aventuras han ido de la mano de diseñadoras tan reconocidas como Colleen Atwood y directores como Tim Burton o Steven Spielberg. En su última visita a Chile, nos sentamos a hablar con ella para saber más sobre su talento y futuros proyectos.

“Empecé muy chica a reconocer diseñadores y colecciones específicas”, recuerda Raquel. Su introducción al mundo de la moda se inició con su madre y las extendidas conversaciones en las que aprendió sobre telas y texturas. Ambas visitaban lugares como Bellavista o Lastarría “antes de que se pusieran de moda” para conocer el trabajo de diseñadores emergentes y no fue sino por casualidad, cuando estudiaba dibujo en Berlín, que decidió dedicarse el mundo del vestuario en cine. “Necesitaba una pasantía para poder entrar a universidades de moda, y un amigo de la familia me ayudó dándome el contacto de la supervisora del área de vestuario de la película “Robin Hood” (2010), protagonizada por Russell Crowe. Cuando me dijeron que podía trabajar con ellos no lo pensé dos veces, agarré mis maletas y partí a Londres por 6 semanas”, explica, al mismo tiempo que nos confiesa que el miedo era gigantesco, pues no sabía qué esperar y los estudios de vestuario eran un mundo totalmente desconocido. “Me acuerdo que estaba en el piso, cortando cuerdas para hacer cinturones, cuando alguien dice mi nombre. Miro y era Janty Yates, diseñadora de vestuario y ganadora de un Oscar, sonriéndome. Fue irreal”.

Dentro de sus series favoritas, Raquel elige Sex and the City, Gossip Girl, Narcos y Peaky Blinders. También la inspiran Fargo, Scream Queens y American Horror Story. “Todas son muy distintas, pero de todas aprendo sobre tendencias e historia”. Es precisamente ésa historia la que motiva a Raquel a dedicar más de 12 horas diarias a trabajar en el set de películas como “Alicia a través del espejo” (2016), “Absolutamente Fabulosas” (2016) y “The Mommy” (2017). “(En cine) primero se lee el guión y se hace un esquema sobre cuántos personajes hay y cuántos cambios tendrá cada uno. Luego se dibujan bocetos y se discuten con el director. A mi me gusta mezclar dibujo, fotografía y a veces gamas de colores, dependiendo de la personalidad y la época. Después busco telas, hago pruebas y llego al look deseado”, confiesa, al mismo tiempo que cuenta que su último trabajo fue para la nueva película de ciencia ficción de Steven Spielberg “Ready player one“, a estrenarse en 2018. “Trabajar con Spielberg y su equipo fue increíble. Ellos son un team muy entretenido y él un director muy visible; siempre hablaba con todos”, recuerda.

Barnett Lawson ????#hats #tophat #myview

Una foto publicada por Raquel Gremler (@raquelcostume) el

En lo que respecta a diseñadores y casas de moda, sus gustos clásicos van por firmas como Chanel, Givenchy o Saint Laurent, pero si se trata de generaciones más jóvenes Self-Portrait o Peter Pilotto son sus elegidos. “Los diseñadores otra vez se están atreviendo al arte más que a la venta, y eso es un buen cambio”, augura. “La moda para mi es algo que conlleva historia y futuro, y eso es lo que me fascina; poder ver los cambios y aprender de su evolución. Uno de mis pasatiempos favoritos es ir al Victoria & Albert, pero lejos lo que más disfruto es quedarme horas en el bookshop y repasar libros”.

Para su último estreno en cine, “Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children” (2016), Raquel trabajó como productora asistente de vestuario, confeccionando trajes, asistiendo en pruebas para extras, organizando telas y ayudando a que la visión de Colleen Atwood, la diseñadora a cargo del vestuario del film, se mantuviese en el set. “Lo pasé muy bien en Miss Peregrine. Ya conocía mejor al equipo y me sentía más confiada. Los vestuarios son un sueño y me tocó ver a Tim Burton dirigir, ¿qué más se puede pedir?”.

Hace poco sus manos trabajaron para “The Mummy”, producción que llegará el próximo año y para la que tuvo que asistir por primera vezcomo compradora, adquiriendo todo lo que el departamento de vestuario necesitase: “desde la aguja, hasta las telas, las piedras y los metales que usaron para cada joya, o los tintes para la ropa, todo lo que se te pueda ocurrir”, especifica. Dentro de sus planes a corto plazo existen un par de proyectos cinematográficos en Londres, para luego volver a Los Ángeles donde en el Fashion Design Institute of Merchandising— , y lanzar su propia boutique con ropa de autor de diseñadores chilenos y sudamericanos. “Nada en mi vida es definitivo. Creo que es parte mía seguir viajando y poder conocer distintos lugares. Por ahora estoy feliz cumpliendo mis sueños, pero tampoco volver”, finaliza.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después