facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Fendi: Lujo eterno

Fendi: Lujo eterno

Los primeros 50 años de Fendi con creaciones firmadas bajo el sello creativo de Karl Lagerfeld –así como la maestría artesanal trasladada al lujo– posicionan a la casa romana como experta en la confección de piezas de piel.

Pocas casas de moda alrededor del mundo se pueden proclamar como expertas en una categoría en específico; Fendi, aquella fundada en el corazón de la Ciudad Eterna, puede alardear de ser una de ellas. Aun siendo líder indiscutible en la confección de piezas en donde la materia prima son las pieles, la firma siempre ha tenido el anhelo de ir más allá de las barreras de lo que se ha conseguido dentro de la industria. Establecida en 1925 por Adele y Edoardo Fendi, la habilidad propia de la empresa, desde entonces, ha sido el uso de diferentes materiales, lo que le ha permitido posicionarse a la cabeza de las empresas dedicadas al lujo con un enfoque en la manipulación de pieles. Fue en los años 50 cuando las cinco hermanas descendientes –Paola, Anna, Franca, Carla y Alda– deciden incursionar en el gremio contribuyendo con un entusiasmo marcado por la innovación; como resultado, en 1965 ficharon al joven diseñador Karl Lagerfeld para que se integrara a sus filas creativas. “Adele Fendi era un genio, conmigo era más que encantadora. Cuando me reuní con ellas les propuse una colección llamada Fun Fur. Poco a poco, el clásico abrigo guinda de piel empezó a desaparecer, y fue ahí cuando en verdad el negocio comenzó a crecer de manera impresionante, todo porque aceptaron remover el forro y hacer cosas con las pieles que nunca nadie antes había pensado. La piel tiene que ser tratada como cualquier otro material de costura”, comenta Karl Lagerfeld sobre sus inicios en la casa romana.

Wp-fendi-karl-740

Durante los años setenta, el káiser implementó nuevos métodos de entrelazados, así como técnicas de impresión sobre materiales; los forros fueron removidos y se dedicó a ahondar en la experimentación de efectos rayados, mismos que se han convertido en sello insignia de la marca. Fue de la mano de la Matched-Mismatched Collection FW71 que el Astuccio Fur vio la luz; trozos lineales de piel se vieron recortados para acomodarse de tal forma que crearan un tapiz geométrico para confeccionar las prendas.

“Fendi es mi visión italiana de la moda, mi deseo es que sea algo muy íntimamente italiano, algo muy romano; creo que tiene que ser de esta manera, no lo imagino de ninguna otra”, ha señalado Karl Lagerfeld en diferentes ocasiones a lo largo de su carrera.

Wp-fendi-shoothing-740

El invierno de 1977 fue testigo del desfile inicial de Ready-To-Wear de Fendi bajo el mando del genio alemán. Durante el show se presentó el corto cinematográfico Histoire d’Eau, dirigido por Jacques de Bascher, convirtiéndose así en el primer fashion film de la historia. El icónico Mappamondo Fur se lanzó a la pasarela en la temporada FW78, imitando con su tejido las paredes de Roma y con su color grisáceo la tonalidad del pavimento, producido a mano y valiéndose de una red para concebir la ilusión cromática de dibujar los continentes de la Tierra encima de las piezas.

Al ser la única marca en tener un Fur Atelier in-house –en el que la maestría artesanal y la alta calidad de los materiales es lo que mayor peso tiene– no es de sorprender que las mujeres más sofisticadas del mundo aspiren a convertirse en una mujer con la esencia de Fendi: una que no necesita de un hombre al brazo, dueña de un porte aristocrático y una vasta cultura, que en definitiva se atreve a borrar las tendencias junto con sus convencionalismos, develando una propia naturaleza de independencia extrema. Las pieles de Fendi son entonces el complemento ideal para este tipo de mujer, que le permiten ser en sí misma un elemento de sorpresa.

Wp-fendi-shooting2-740

Con la llegada de los estruendosos años 80, las pieles son coloreadas como lienzos, siluetas asimétricas son inventadas y el sentido de ligereza es alcanzado.

Por otro lado, la década de los 90 despuntó por sus cortes de bordes crudos, procesos y tratamientos especiales hacia los materiales; de lo anterior, el káiser Karl Lagerfeld comparte: “Para mí es fácil tener ideas, lo complicado es encontrar a la gente adecuada para llevarlas a cabo. En Fendi se tomaron el tiempo de contratar a las personas indicadas para materializar mis pensamientos, y al final del día, gracias a esto han forjado su nombre”.

Wp-fendi-creacion-740

Para la firma, el nuevo siglo fue inmejorable; la tradición de manufactura artesanal permaneció mientras que el desarrollo de técnicas continuó al alza. El memorable desfile SS08, presentado en octubre del 2007, transformó a la Gran Muralla China en la pasarela más larga del mundo, reafirmando así lo antes mencionado. Del mismo modo y valiéndose de un nuevo procedimiento, que a través de una transferencia molecular permite adherir pigmento de 24 quilates a las pieles como pinceladas, el káiser mostró la colección Autumn and 24K Gold en el 2008 como reacción contestataria hacia la recesión económica.

En épocas más recientes y acercándose a la celebración de los 50 años de hacer arte en piel, se inauguró en abril del 2013 la exposición Un Art Autre en Tokio, contando con magníficos archivos de piezas en piel que narran toda la semblanza del material dentro de Fendi. La exhibición ha viajado a diferentes ciudades como Pekín y Hong Kong.

Wp-fendi-clothes-740

Arribando al festejo de las cinco décadas colmadas por el lujo, se presentó el primer Haute Fourrure Fashion Show durante la Semana de la Alta Costura en París el pasado 8 de julio del 2015, en el Théâtre des Champs-Élysées. Un aura de provocativa extravagancia inundó el espacio que sirvió para marcar este momento como piedra angular dentro de la historia de Karl Lagerfeld y de Fendi. Una inmejorable colección que se encargó en sumar todos los alcances que ha tenido el preciado material a lo largo de su dirección creativa, en donde las prendas fueron todo menos discretas. Con un total de 36 looks, que incluía minks que iban hasta al piso, estolas multicolores, abrigos con acabados tejidos y capas texturizadas en una gama de cafés, grises, cremas y rosas palo; inclusive, algunas piezas contaban con apliqués de plumas y flores que agregaban un toque a lo ya de por sí ostentoso. Teniendo como testigo un enorme cuadro surrealista del artista italiano Giorgio de Chirico, las modelos desfilaron con las creaciones que iban más allá de los típicos abrigos, las prendas de piel –reconocidas mundialmente por su ligereza– se vieron combinadas con pantalones de referentes psicodélicos que mostraban estampados arremolinados y otros confeccionados en piel dorada. Una presentación que demostró de manera soberbia por qué es la relación más larga y fructífera entre un creativo y una firma.

La habilidad de alcanzar el máximo status, aquel de ser reconocida como la casa maestra en la confección con pieles, se convierte en símbolo intrínseco de la casa italiana. Su fuerte ímpetu de conservar sus tradiciones, sumado al impecable savoir-faire, logra que todo lo deseado se atreva a ir más allá de lo jamás imaginado. 

Créditos : Yvan Fabing // Emanuele Scorcelletti. Sketch: Cortesía de la marca.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después