facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

La trayectoria de lujo de Tiffany & Co.

La trayectoria de lujo de Tiffany & Co.

Un legado como el de ninguna otra casa joyera en el mundo. Así es la historia tras Tiffany & Co., una empresa de diseño de joyas que ha sabido destacarse y mantener su elegancia, calidad y renombre a través de los años.

Un edificio en Manhattan que no pasa inadvertido. Todo lo contrario, son miles los turistas y compradores que pasan por su exterior y se deleitan con las joyas de ensueño en su interior, que recorren la tienda de lujo con tiempo y goce, maravillándose con cada una de sus piezas. Esta magnífica edificación de siete pisos no fue, sin embargo, el primer lugar de Tiffany & Co. En un principio, la tienda abrió en 1837 en Tribeca y se trataba de un “emporio de papelería y artículos de lujo”.

En ese momento, cuando Charles Lewis Tiffany y John B. Young decidieron probar su suerte en ese periodo de crecimiento dinámico de Nueva York, nunca se hubiesen imaginado que terminarían dándole vida a la que es quizás la casa joyera más icónica del mundo. Este edificio principal y centro de operaciones de la marca se ubica, por supuesto, en la Fifth Avenue de la ciudad, el distrito de compras más lujoso de todo Manhattan, y fue diseñado por Cross and Cross. Las ventanas, confeccionadas en mármol fueron creadas por Gene Moore, el reconocido diseñador y artista, cuyos escenarios mágicos en sus vitrinas han cautivado a los transeúntes por 40 años.

 

El primer piso es una hazaña de arquitectura, creada libre de columnas, creando el espacio abierto perfecto para mostrar cada una de sus piezas de lujo. Es aquí mismo donde los visitantes pueden explorar colec- ciones exclusivas de sus diseñadores, como Jean Schlumberger, Elsa Peretti, Paloma Picasso, e incluso el actual Chief Artistic Director, Reed Krakoff. También es aquí donde se resguarda el Tiffany Diamond, el gran símbolo del legado de la marca y el que usó Audrey Hepburn en las fotos promocionales del filme de 1961, Breakfast at Tiffany’s.

No fue ese el único filme donde la tienda y la marca tuvieron una presencia impactante. Sweet Home Alabama, protagonizada por Reese Witherspoon, Sleep less in Seattle con Meg Ryany Tom Hanks,y Sex and the City, también se encargaron de mostrar cómo Tiffany & Co. es mucho más que una joya, sino que también es toda una experiencia de lujo.

 

 

Su fundador, Charles Lewis Tiffany, siempre mostró un interés por las joyas y piedras preciosas, a pesar de haber tenido otro enfoque para su tienda cuando recién abrió. Solo unos años más tarde, no obstante, comenzó a traer piedras preciosas a Los Estados Unidos con diamantes comprados a los aristócratas franceses. En 1878, asimismo, compró un diamante amarillo de 287.42 quilates, que está cortado en 128.54 quilates, llamado Tiffany Diamond, que fue el mismo que años más tarde llevó Hepburn en la adaptación cinematográfica de la novela de Truman Capote. Luego, para el aniversario 175 en el año 2011, el diamante fue reinventado en un hermoso collar de diamantes blancos.

Hoy, Tiffany & Co. sigue marcando tendencia cuando se trata de joyas sofisticadas. Su último lanzamiento, Paper Flowers, es solo un reflejo más de cómo han sabido adaptarse a los tiempos, a los gustos de la mujer moderna y a la importancia que esta le da a una joya. Esta nueva colección se basa en la delicada feminidad y en la modernidad industrial, con piezas suaves y finas pensadas, por supuesto, en acompañar a una mujer en los momentos más importantes de su vida.

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después