facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Moda

Mi Inspiración: Sophia Schneider

Mi Inspiración: Sophia Schneider

Es la joyera nacional que da vida a elegantes piezas que son el resultado de una exquisita fusión entre lo femenino, lo clásico y –su gran amor–, la gemología.

Desde niña, Sophia adoraba crear collares, pulseras y otras tantas piezas de bisutería fabricadas con hilo y mostacillas. Hoy, cambió las mostacillas por piedras –como el diamante– y el hilo por metales. Finalmente, la gemología se transformó en su pasión. “Lo mío es una necesidad de que la piedra se vea linda. Para mí la joya es un accesorio de la piedra y no al revés”, dice. A pesar de que cuando terminó su estudios en el Colegio Alemán de Santiago decidió ingresar a Periodismo, el mundo de las joyas ha sido algo que jamás ha podido abandonar. Para el segundo año de carrera empezó a tomar varios cursos de orfebrería en forma paralela que le sirvieron para aprender de la historia de las joyas, su significado en diferentes culturas, su clasificación, entre otras cosas. En 2012 viajó a Estados Unidos para estudiar en el Gemological Institute of America (GIA), uno de los laboratorios de gemología más prestigiosos del mundo, donde obtuvo el título de Gemólogo, convirtiéndola en una de las mayores expertas en nuestro país. “Fue una experiencia enriquecedora que me permitió aprender de química, física, matemática y luz, es decir, todas sus propiedades”. ¿Cómo nace una pasión tan específica por las piedras? Como hija de geólogo, su aproximación con este mineral era un escenario natural que permanentemente veía en su hogar.

1

Desde hace cuatro años que trabaja bajo el nombre de Sophia Schneider Joyería y Gemología, logrando consolidarse en el mercado gracias a sus diseños y calidad indiscutida. Su trabajo destaca por su sello clásico y elegante, pero con una propuesta innovadora. La inspiración proviene de las propias piedras que tanto admira. “Mis diseños giran alrededor de la piedra en sí misma. Es decir, adapto el diseño para ellas”, recalca. Sus favoritas son el diamante por su brillo y dureza, la tanzanita por su exquisito color azul morado, el aguamarina por la tranquilidad que transmite su tonalidad verdosa azul, y el ópalo que entrega la sensación de tener una piedra mágica. Finalmente, el objetivo de esta gemóloga es lograr que la mujer se sienta atractiva y segura: “Me
gusta que las mujeres se vean empoderadas con sus joyas”.

Créditos Fotografías: Cortesía Sophia Schneider

Comentarios

    Escribe un comentario

    Leer después